in

Los nuevos chips de Intel son más potentes, pero menos eficientes que los M1 Pro y Max

La llegada del primer chip Apple Silicon, el llamado M1 supuso una revolución. Más potencia que los chips de Intel del momento y sobretodo más eficientes energéticamente hablando. Esto recientemente se ha visto superado aún más con los procesadores M1 Pro y M1 Max de los nuevos MacBook Pro y presuntamente no veremos ninguna actualización más en los próximos doce meses. Así, es un buen momento para compararlos con los nuevos Intel de escritorio de 12ª generación, los llamados Alder Lake y la verdad que ahí los resultados ya no son tan favorables a los de Cupertino.

Los Intel de escritorio de 12ª generación presentados hace unos días ya son más potentes que los M1 Pro y Max, pero gastan mucha más energía

Cómo os estaba diciento, nos llegan notícias de MacRumors de diferentes comparaciones que ya se han apresurado a hacer entre los chips de Intel Alder Lake de 12ª generación, y los M1 Pro y Max incluídos por Apple en los MacBook Pro de 2021.

En los primeros tests de Geekbench 5 para el Intel Core i9-12900K se aprecia que el procesador es hasta casi 1,5 veces más rápido que el M1 Pro y el M1 Max en rendimiento multinúcleo. Estamos hablando que el Intel alcanzó los 18.500 puntos en comparación a los 12.500 de los procesadores de Apple.

Esto es algo que quizás no sorprenda a Apple ya que una de sus premisas cuando presentaron los M1 fue que no serian los chips más rápidos del mercado, pero sí prometío un rendimiento energético lider en la industria. Y en este sentido los M1 se han mostrado incuestionables superando casi sin despeinarse a un Mac Pro de 12 núcleos basado en Intel y que ronda los 6.999 dólares.

Ciertamente Intel vuelve a ganar en poténcia, pero también usa mucha más energía que los Apple Silicon, hasta 125W de potencia en las frecuencias base y hasta 241W de potencia con Turbo. 

Respecto a su hermano menor, el i7-12700K, pasaría algo similar superando a los procesadores de Apple pero usando más energía.

Esto nos da una idea de lo rápido que va la tecnología, los procesadores de Apple no fueron tan buenos antes ni son tan malos ahora, al contrario, son dos bestias pardas domadas para conseguir una conjunción poténcia-eficiencia energética perfecta.

Pero esta claro que Intel tiene margen para mejorar este aspecto energético en los nuevos procesadores de 12ª generación para portátiles que llegarían a principios de 2022. De momento la potencia ya la tienen ¿Qué opináis al respecto? :)

Written by Josep Maria Peña Barnés

Fiebre tecnológica / email: josep@isenacode.net

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…