Estamos a menos de un mes de que la compañía de la manzana mordida nos presente sus nuevos dispositivos y todos los rumores apuntan a que los cambios más notables estarán en la parte trasera en forma de triple cámara para los iPhone con pantalla OLED y de doble para la evolución del XR. Pero según los últimos rumores parece que esa no será la única novedad, tal y como indican desde MacRumors, los iPhone 2019 vendrán sin la palabra «iPhone» grabada en su parte posterior.

Tal y como nos indican desde la fuente, las informaciones provienen de Foxconn, es decir, directamente de la cadena de producción de los iPhone. Como os acabo de adelantar, los iPhone de este año, vendrían sin la palabra «iPhone» en su parte trasera, una marca que lleva acompañándonos desde el principio.

Los iPhone 2019 no tendrían la palabra «iPhone» en su parte inferior trasera

Aunque la filtración ha sido realizada por un trabajador de Foxconn, que la compañía de la manzana mordida vaya a eliminar la palabra «iPhone» de sus dispositivos de este año e resulta muy extraño. ¿Por qué cambiar algo que lleva muchos años haciéndose? Es algo que la compañía hace con casi todos sus productos, como el iPad o los Mac.

Además de informaciones sobre su parte posterior, también tenemos sobre su parte delantera. Tal y como nos indican, no habría cambios con respecto a los modelos de 2018 pero la pantalla sería un poco más delgada en consecuencia a la eliminación del 3D Touch. Otra cosa que se puede ver en los detalles proporcionados es que seguiríamos teniendo el conector Lightning.

El supuesto empleado de Foxconn afirma que el próximo iPhone XS Max tendrá una capacidad de batería de 3.969 mAh y que uno de los iPhone 11R tendrá un color verde oscuro con un acabado en mate.

Los próximos iPhone XR tendrán más batería que los actuales, según nuevos rumores

Hay que ir con cuidado con este tipo de informaciones aunque provengan de un trabajador de la cadena de producción. Falta menos de un mes para que se nos presenten los iPhone 2019 y eso significa que todavía nos quedan muchas cosas por leer. La buena noticia es que cada vez falta menos para salir de dudas.