¡Hola iSenaCoders! Iniciamos una nueva línea de artículos de opinión en nuestro web, y cómo no puede ser de otro modo, he creído interesante debatir con todos vosotros algunos aspectos importantes que hay que tener presente a la hora de comprar un nuevo ordenador.

Un tema muy importante y que hará que la balanza se decante hacia un lado u otro es el sistema operativo del dispositivo, todos sabéis que los más importantes a día de hoy son Windows de Microsoft y macOS de Apple, aunque también es posible instalar otros sistemas de libre distribución completamente funcionales.

No obstante, si estáis pensando en adquirir próximamente un ordenador nuevo ya sea un portátil o de sobremesa y no tenéis claro que sistema operativo elegir, aquí os dejo unas pautas que os pueden ayudar en esta tarea.

Nos centraremos en los dos sistemas más usados a nivel mundial, Windows y macOS, y no voy a deciros que un sistema operativo es mejor o peor que el otro, si no en que aspectos considero que sobresalen cada uno de ellos, para que valoréis cual se adapta de una forma más conveniente a vuestras necesidades.

Probablemente os decantaréis por Windows si tenéis en cuenta estas consideraciones

1-Un sistema operativo adoptado por multitud de marcas

El principal argumento de compra de un ordenador con Windows, bajo mi punto de vista, es la oferta de marcas que tenemos en el panorama tecnológico que cuentan con este sistema operativo.

No cabe duda que la variedad es un factor muy importante, cuanto más fabricantes incluyan Windows en sus equipos, más oferta para los consumidores.

2-Con Windows tenemos ordenadores a precios asequibles

Aquí quiero comentaros otro aspecto que creo que es vital: el precio. En este sentido Windows no tiene rival.

Debido a la multitud de marcas podemos encontrar un PC de sobremesa o incluso un portátil a precios verdaderamente económicos.

Todo dependerá de lo que vayamos a hacer con el ordenador en nuestro día a día. Por ejemplo, en un rango de 300 a 500 euros con toda seguridad encontraremos más de un equipo que nos servirá si vamos a realizar tareas muy básicas: consulta del correo electrónico, visitar páginas web, consultar redes sociales y tareas ofimáticas.

‘En Windows cuanto más podamos invertir en el equipo mejor serán sus prestaciones, ya que podremos añadir más memoria RAM, elegir un procesador más potente, una targeta gráfica con un mayor rendimiento, y un almacenamiento más rápido y con más capacidad’

3-Muchas configuraciones de hardware y posibilidad de personalizar el equipo

Este punto también se me antoja vital. Con Windows tenemos la posibilidad de personalizar nuestro equipo con la configuración que más se ajuste a nuestras necesidades, y por descontado, a nuestro bolsillo.

Así, antes de la compra de un nuevo ordenador podréis configurarlo a vuestro gusto y elegir la cantidad de memoria RAM, el procesador, el tipo de targeta gráfica, y otros apartados, cómo el almacenamiento. Esto si no os satisface cualquiera de los cientos y cientos de configuraciones disponibles, teniendo en cuenta la cantidad de marcas existentes en el panorama tecnológico.

4-Con Windows podemos elegir ordenadores convertibles en tablets

Si sois de los que queréis un ordenador portátil pero en determinados momentos preferiríais algo más ligero cómo una tablet, Windows es vuestro sistema.

Empezando por Microsoft con su gama Surface y pasando por otras de las marcas existentes, contamos con muchísimas opciones a elegir. Y si no queréis un convertible, también hay portátiles y de sobremesa con pantalla táctil.

Y es que para determinadas tareas, no hay nada más preciso que nuestras propias manos, y Windows nos ofrece la oportunidad de trabajar con este tipo de tecnología.

5-Las compañías desarrolladores priorizan hacia Windows

Por último, no quiero dejar pasar la oportunidad de comentar este aspecto y es que muchas de las compañías desarrolladores priorizan sus lanzamientos hacía el sistema operativo de las ‘ventanas’.

Esta ‘norma’ se cumple aún de una manera más evidente con el catálogo de videojuegos, otro punto más a tener en consideración para que vuestro próximo ordenador tenga Windows como sistema operativo.

Apple quiere agilizar las reparaciones de los teclados de sus MacBook: los reparará en las Apple Store en un día

Aunque macOS no se queda corto: estos son algunos de sus argumentos más importantes para decantar la balanza a su favor ante la compra de un ordenador

1-Nadie se rinde al elegante diseño de la gama Mac

Los humanos en muchas ocasiones tendemos a comprar lo que nos entra por los ojos. E indiscutiblemente, igualar la belleza que encontramos en el diseño de los ordenadores de Apple está al alcance de muy pocas marcas.

Es obvio que un diseño atractivo no es ninguna garantía de que el equipo vaya a ser mejor que otro, pero en este apartado macOS estaría por delante de Windows.

Apple fabrica ordenadores con muchísima calidad y longevos en el tiempo.

2-Perfecta conjunción entre hardware y software

macOS se ajusta como un guante al dispositivo. Esta frase podría parecer una exageración, pero bajo mi experiencia de uso puedo decir que el sistema operativo va fluido y se ajusta perfectamente a la configuración del ordenador.

Se acabaron las pantallas azules de error, los reinicios inesperados, las tediosas actualizaciones y la ausencia de drivers. Verdaderamente trabajar con macOS es muy cómodo.

La culpable de todo: Apple, por encargarse de desarrollar un sistema operativo propio para sus ordenadores.

‘En macOS es una ventaja que el creador del ordenador y el desarrollador del sistema operativo sean la misma empresa. Esto facilita enormemente el trabajo en equipo entre departamentos, y el resultado salta a la vista: ordenadores premium con un sistema operativo ultrapremium’

3-La seguridad ante todo

Otro punto a favor para comprar un Mac es la robustez y la seguridad que ofrece macOS. Sabemos que no hay sistema inexpugnable pero lo que está claramente contrastado es que el sistema operativo de Apple presenta menos ataques, y es mucho más fiable.

Puede ser que macOS no sea el escaparate que buscan los amantes de las malas artes y por este motivo no esté tan amenazado, pero no deja de ser un aspecto importante.

Se encuentran pistas del servicio de revistas por suscripción de Apple en la beta de macOS 10.14.4

4-La transición a macOS desde Windows es fácil

Aquí os hablo desde la experiencia, manejar un ordenador con macOS no va a representar ningún problema para todo aquel que haya trabajado ya con Windows.

macOS tiene una interfaz muy cuidada y fácilmente entendible. Podríamos decir que aunque podremos hacer los mismo que con otros sistemas, lo haremos de otro modo, de una forma mucho más intuitiva y personalizada.

Y durante los primeros días es normal notar algunas diferencias, como por ejemplo en acciones tan simples como minimixar/maximizar una ventana, aunque en pocas horas te haces con el sistema operativo.

5-El ecosistema de Apple

Quizás para mí el punto más importante. macOS asegura la integración dentro del ecosistema de Apple. De este modo, sí vuestro teléfono es un iPhone o disponéis de un iPad es fácil tener todo sincronizado.

Tomar una fotografía con vuestro iPhone para luego retocarla en el Mac, o continuar trabajando en el ordenador con esa hoja de excel que empezaste en el iPad es simplemente mágico.

Sin lugar a duda, un argumento de venta fantástico.

Nada más amig@s, espero haberos ayudado a elegir vuestro próximo ordenador. Me encanaría que nos dejarais vuestras consideraciones al respecto, así que tenéis los comentarios a vuestra disposición ¡Hasta pronto!