El 5G ya es una realidad y a su llegada no le falta la polémica. Bueno como a casi todo. Muchas voces piensan que esta nueva conexión es la culpable de la guerra entre China y Estados Unidos, por ejemplo. Pero dejando a un lado esto, la conexión 5G nos brinda unas velocidades que jamás nos hubiéramos imaginado. A nivel de ver vídeos, navegar, jugar en red o cualquier otra opción se abren nuevas posibilidades. Del mismo modo, también ofrece una serie de avances en materia de seguridad que puede que no sea del gusto de todos.

Desde China nos llega un vídeo que se ha hecho viral en el que se nos enseña cómo se utilizaría esta nueva tecnología para controlar a la población por parte de los usuarios. Gracias al 5G junto con otras tecnologías, la policía puede tener un control de la población como si de una película se tratara.

Este vídeo nos muestra las posibilidades del 5G en materia de seguridad y control. ¿Dónde queda la privacidad?

En el vídeo que veremos a continuación se puede ver a un policía en una estación de metro controlando a los transeúntes con unas gafas de sol puestas. Dichas gafas de sol en realidad cuentan con tecnología de realidad aumentada conectadas a 5G, y a su vez, con tecnología de reconocimiento facial.

Además, se puede ver cómo se identifica a un individuo y empieza a perseguirlo por la ciudad. Éste aunque cambia de aspecto se le vuelve a identificar y el policía activa desde las gafas una banda de pinchos instalada en el suelo y es detenido. Al finalizar la escena, aparecece el logo del 5G.

 

Aunque este vídeo es un anuncio, todas las tecnologías que aparecen en él ya las tenemos y son una realidad. Esto significa que no sería tan extraño verlo en un futuro no muy lejano. Podría ser un gran avance en temas de seguridad pero a su vez nuestra privacidad queda bastante al descubierto, al igual que se puede usar para hacer el bien, también se puede usar para hacer lo contrario.