in

Un AirTag ayuda a localizar un vehículo robado en Chicago

Los AirTag ya están aquí ¿y ahora qué?

¡Hola iSenaCoders! Llevamos un més intenso desde la presentación de los nuevos iPhone y de vez en cuando es agradable comentar alguna notícia que se aleja de la actualidad más ferviente. En esta ocasiòn os traigo la historia de un AirTag, un Subaru robado y su dueño Scotty de Chicago en una sucesión de acontecientos rocambolescos.

airtag

El protagonista de esta historia localiza su vehículo robado gracias a un AirTag que dejó en su interior

Como os estaba explicando y según la información que nos llega vía 9to5mac esta es la historia de Scotty, un habitante de Chicago que compartió en reddit la experiencia que acababa de vivir con su automóvil. Resulta que tuvo la mala suerte de que se lo robaran por un descuido: se dejó las llaves dentro del vehículo.

Por suerte recordó que había dejado un AirTag en el interior del coche y al ponerlo en modo perdido pudo localizar su vehículo por una serie de carambolas. Y sobre todo, gracias al AirTag :)

Hechos como este dan más importancia a los AirTag, y aunque llegaron algo tarde se estan haciendo un hueco dentro del catálogo de ventas de Apple.

Os dejo aquí abajo el relato completo de los hechos, vale la pena leerlo :)

Cómo un AirTag logra que su dueño recupere su vehículo

«Soy un ave nocturna. Salí a subir a mi auto alrededor de las 3 am a principios de esta semana y descubrí que mi auto se había ido. Estoy separado pero sigo siendo amigo de mi esposa, y su hermano menor vive conmigo. También es un noctámbulo, así que pensé que se había llevado el coche a McDonald’s o algo así. Le envié un mensaje de texto para ver si ese era el caso, y me dijo que no, que no lo había hecho.

Me habían robado mi coche (un Subaru Forester 2010).

Hice todas las cosas normales que se deben hacer cuando te roban el coche. Llamé a la policía y presenté un informe. Informaron que habían robado el coche, pero no parecían optimistas en cuanto a que se podía hacer mucho. Lo que tiene sentido, vivo en los suburbios de Chicago, donde hay millones de autos y la policía está ocupada. Comienzo un reclamo de seguro y, muy molesto, simplemente me siento a revolcarme en la lástima y la frustración conmigo mismo y con quienquiera que haya robado mi maldito auto.

Entonces recordé, después de que el polvo se asentó, que había puesto un AirTag de repuesto en el soporte de las gafas de sol de mi coche. Compré un paquete de 4 y pensé que podría haber una posibilidad remota de que pudiera ayudarme a encontrar el auto. También hay millones de iPhones en Chicagoland, así que pensé que las posibilidades de que recibieran un ping eran decentemente altas.

Así que marqué el AirTag perdido. La última vez que se mostró su ubicación como mi casa fue a las 10:17 pm de la noche anterior, así que supe que mi auto había sido robado en las últimas 5 horas.

Menos de 10 minutos después, recibí una notificación de que habían encontrado mi automóvil en Northlake, un suburbio de Chicago a una media hora de mí. Estaba sentado en un estacionamiento de Walmart.

Obviamente, inmediatamente llamé al 911 nuevamente y le expliqué la situación. La policía fue a revisar el estacionamiento pero no pudo encontrar el auto.

Mientras conducía hacia el Walmart, tenso y todavía amplificado, recibí varios pings más del rastreador. Sabía exactamente dónde estaba.

Cuando llegué al estacionamiento, manejé con mi teléfono por la ventana hasta que mi bluetooth se conectó al rastreador. Aparqué y caminé hasta que encontré el rastreador al sonarlo. Estaba debajo de un automóvil estacionado, y podía escucharlo, pero estaba lloviendo y asqueroso y no quería tumbarme en el charco debajo del automóvil para recogerlo. Así que me senté y esperé, esperando que el coche perteneciera a un cliente que se marcharía.

Después de una media hora más o menos, me aburrí de esperar y simplemente decidí irme a casa, derrotado, con la esperanza de que el seguro saliera bien. Pensé en llamar al oficial investigador y decirle que sabía que el auto había estado en el estacionamiento y ver si sacaba las imágenes de seguridad de Walmart. Tal vez mostraría a alguien conocido por ellos. Quien sabe.

Me senté en el semáforo para salir del estacionamiento de Walmart.

Luego veo que MI COCHE ROBADO GIRA A LA DERECHA PASANDO A MÍ EN EL ESTACIONAMIENTO. Esto se puede ver en las  imágenes de la cámara del tablero de mi segundo automóvil, donde también me pueden ver llamando a la policía con demasiada emoción».

No lo podía creer. No vi la placa, pero mi coche es de un color naranja feo y poco común y estoy 90% seguro de que es mío. Espero a que el coche desaparezca al doblar una esquina en mi espejo retrovisor y me doy la vuelta. Veo a este tipo en mi auto conducir lentamente y encontrar un lugar discreto para estacionar. Él retrocede para que el plato quede oculto.

En este punto, estoy decidido a no perder mi coche, ya que lo he encontrado de forma casi milagrosa. Me siento tentado a subir y bloquearlo en su lugar. Pero no quiero que me disparen y no quiero dañar mis coches si intenta salir corriendo. Entonces, como enloqueciendo, llamé a la policía de nuevo. Esta es la cuarta vez que llamo al 911 en las 3 horas anteriores, y la mujer policía de Northlake a la que me transfieren conoce la situación.

Por suerte, en muy poco tiempo llegan 2 coches de policía. Hago un gesto con la mano y señalo frenéticamente mi coche por la ventana hasta que lo ven y  se detienen.

Sacan a un niño pálido y flaco del auto, tan delgado y abatido que de verdad sentí un poco de lástima por él. Me sentí aún peor después de enterarme de que es un vagabundo y, a juzgar por la parafernalia de drogas duras en mi auto, y adicto.

(Aparte de lo personal, he tenido una vida fácil y, por lo que me dijeron los oficiales, este niño no. Aún así, es buscado por varias órdenes de arresto y tengo la opción entre presentar cargos por delitos graves y delitos menores. firmemente opuesto a nuestra forma de justicia penal aquí, así que decidí presentar los cargos menores. No sé si servirá de algo, pero en la audiencia tengo la intención de solicitar algún tipo de programa de desviación de tratamiento de drogas y, con suerte, tener una oportunidad para asegurarle al niño que lo perdono y le deseo lo mejor. Probablemente no sirva de nada, pero creo que tener a una persona más diciéndole lo horrible que es probablemente lo hará peor).

Mi auto fue destrozado. Olía a cigarrillos y hierba, y había colillas de cigarrillos apagadas en mi piso. En menos de 7 horas, mi auto ahora parecía el auto de un acaparador, no estoy exagerando. La policía me hizo revisar todas estas cosas pieza por pieza para encontrar qué era mío y qué no. Hay varias bolsas de teléfonos, tabletas, relojes robados y solo una tonelada métrica de basura.

Lo tengo detallado más tarde ese día. Simplemente se sentía demasiado asqueroso para estar en él antes de eso.

Hay más y más desarrollos en esa historia. Encontrar un llavero de lo que resulta ser otro automóvil robado  que está estacionado cerca de mi casa más tarde, después de que el ladrón lo abandonó antes de robar mi automóvil. Y hacer que un detective me entreviste y un técnico de la escena del crimen me tome el ADN para descartarme (moví el auto fuera del camino del garaje de un vecino). Encontrar un montón de cosas de los vecinos en mi coche y enterarme de que entraron en muchos otros coches en nuestro callejón donde estacionamos. Y más.

Fue una experiencia loca».

blank

Written by Josep Maria Peña Barnés

Fiebre tecnológica / email: josep@isenacode.net

Deja una respuesta

blank

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…