Una de las compañías musicales más importantes que trabaja con Spotify es Wixen Music Publishing, esta empresa es muy importante para la plataforma de música en streaming ya que autoriza la música de alrededor de 200 artistas, incluidos Tom Petty, Neil Young, The Beach Boys, Missy Elliott y Janis Joplin, está demandando a Spotify por $ 1,600 millones, tal y como informa Variety.

La demanda fue presentada en California el viernes pasado, y alega que Spotify ha estado usando “miles de canciones” sin la licencia correcta. Wixen esencialmente argumenta que Spotify no hace lo suficiente para identificar a los titulares de derechos de las canciones que licencia de las etiquetas.

Spotify en la cuerda floja

Esta demanda  viene como respuesta al acuerdo de $43 millones con compositores y editores que Spotify propuso en mayo, y es el último desarrollo en una disputa de larga data sobre la división de compensación de derechos de transmisión entre sellos y compañías editoriales.

Spotify hizo públicos los contratos de etiquetas como una gran prioridad, y se aseguró de consolidar su relación con las tres principales compañías: Warner, Universal y Sony, el verano pasado, antes de seguir adelante con los planes para hacerse público en algún momento de este año. También solidificó un acuerdo general con Merlin, la agencia de derechos que maneja la mayoría de las licencias de sellos de grabación independientes.

Parece que el intento de Spotify de cortejar a los compositores con su programa Secret Genius, una iniciativa global [para resaltar la contribución de los compositores y productores a la industria de la música y las carreras de los artistas, lanzado en junio de 2017, no ayudó a esta situación tanto como se pretendía.