¡Hola iSenaCoders! Todos los smartphones con una cierta calidad pasan estrictos tests de seguridad y funcionamiento, aunque en ocasiones podemos llevarnos alguna sorpresa.

Y si no que se lo digan a este usuario de un iPhone XS Max de Columbus, Ohio, que vio, o más bien experimentó, una desagradable situación. El pasado 12 de diciembre su flamante terminal se incendió y explotó en el bolsillo de su pantalón.

Os contamos su historia a continuación!!!

Josh Hillard, de Ohio, notó un extraño olor y gran sensación de calor en su bolsillo trasero del pantalón y ¡S.O.S.! ¡Su iPhone XS Max estaba ardiendo!

Como os iba contando y según noticias que nos llegan de iDropNews menudo susto se llevó nuestro protagonista, Josh Hillard.  Se encontró con la non grata sorpresa que su casi recién estrenado iPhone XS Max se incendió en el bolsillo trasero de su pantalón.

Hillard: “Desde el momento en que noté el fuego por primera vez, sacudí los pantalones, sacando el teléfono de mi bolsillo y colocándolo afuera, aunque inhalé MUCHO humo.”

El afectado acudió a una Apple Store mostrando su terminal chamuscado y tras relatar lo sucedido Hillard cuenta que quedó insatisfecho con el trato recibido. La compañía, NO le ofreció un terminal nuevo ipso facto.

Hillard: “Después de pasar unos 20 minutos con un empleado y responder preguntas, retiró la tarjeta SIM en un esfuerzo por recuperar mi perfil, pero se derritió.

La empleada me dijo que tenía que llamar al equipo de seguridad y se llevó el teléfono a una habitación en la parte de atrás y no me devolvió ni me informó sobre el estado de mi problema.” 

Tras cuarenta largos minutos de espera…

Cabe mencionar que pasaron 40 minutos y el protagonista de esta historia preguntó por el encargado de la tienda y tras localizarlo volvió a aparecer el empleado que le había atendido. Su teléfono ya había sido empaquetado para enviar al equipo de ingeniería y estudiar el particular caso.

Hillard: “El gerente se me acercó y me dijo que esta es la única forma en que podría recibir un teléfono de reemplazo.

No me dieron otra opción y me dijeron que no se podía hacer nada por mí en la tienda. Pregunté por mi ropa y me dijeron que no podían hacer promesas hasta que revisaran el teléfono. Me fui una hora antes de que la tienda cerrara e insatisfecho con el servicio al cliente en la tienda, recuperé el teléfono dañado y regresé a casa.”

Para muestra un botón, aquí tenéis las imágenes de su iPhone calcinado

Según sus afirmaciones, acababa de comprar el iPhone tan sólo tres semanas atrás y el trato hecho al terminal había sido el de un usuario normal. Os mostramos las fotografías que él mismo facilitó a iDropNews.

Otros iPhone han explotado en tiempos pasado, sin ir más lejos el año pasado un X explotó tras recibir una actualización de iOS 12.1 y los de Cupertino lo describieron como “comportamiento definitivamente no esperado” en la red social del pajarito.

Veremos como acaba este asunto ¿Vosotros que opináis al respecto, y qué hubierais hecho en este caso? ¡Esperamos vuestros comentarios!