Las pantallas plegables siguen siendo la revolución tecnológica para los fabricantes de smartphone este año. Hace nada que Samsung presentó su Galaxy Fold (aunque no dejen tocarlo), y días después en la Mobile World Congress 2019, pudimos ver el Huawei Mate X. Bien es cierto que desde Samsung se viene rumoreando que su smartphone plegable no caminaría solo este año, es decir, vendría con dos modelos más para cubrir las necesidades de mercado que ofrece este tipo de pantalla plegable haciendo así, un combo de teléfono y tablet. Con la salida del Mate X y su expectación creada, la marca surcoreana parece que ha visto “por donde se tiene que doblar su pantalla”, y una patente presentada lo demuestra. Hacia dentro.

La pantalla se doblaría hacia dentro y no como la del Galaxy Fold

 

Samsung lanza una patente de un smartphone con pantalla plegable hacia dentro, al contrario que el Samsung Galaxy Fold

Imagen de: LetsGoDigital

Los chicos de LetsGoDigital nos indican los pasos seguidos por Samsung en esta nueva patente, y es que la pantalla flexible se doblaría quedando la parte de pantalla hacia el exterior, totalmente al contrario que el Fold. Realmente es un copy/paste del modelo Mate X de Huawei y seguro que ha sido propiciado por los mismos usuarios que han visto como una vez más los ingenieros de Huawei se comen a los de Samsung. La patente muestra realmente una especie de tablet alargada con una bisagra que al doblarlo por la parte trasera se quedaría la pantalla plegada en el exterior.

Samsung vuelve a los modelos de concha de antaño, imitando al mecanismo del Huawai Mate X

Samsung lanza una patente de un smartphone con pantalla plegable hacia dentro, al contrario que el Samsung Galaxy Fold

Imagen de: LetsGoDigital

La parte trasera sería muy compacta tal y como se ve en la imagen superior. Tendría tres posibles formas: una plegada a la mitad, otra plegada doble y otra abierta del todo. Esto le daría diferentes posibilidades de uso y de bloqueo a la pantalla, es como si se expandiera en tres veces. Su forma de “A” hace que se asemeje a un teléfono de concha o con tapa de los que teníamos en nuestra niñez, pero sería una forma de bloquear la pantalla para no tocarla.

La pantalla cuando no está plegada sería alargada e ideal para ver contenido multimedia en ella

Aún el Galaxy Fold tiene mucho recorrido, pero ha tenido muchas críticas por su elevado precio unos 1.980 dólares y su forma de doblarse no convence del todo a los usuarios. Samsung quiere mejorar la flexibilidad y durabilidad de la pantalla además, parece estar planteando la posibilidad de ofrecer recambios de pantalla en caso de tener problemas, cuando empiencen a venderlo a partir del 29 de abril. Veremos que pasa con todo esto y si el movimiento plegable llega a buen puerto.

¿Qué pensáis de esta nueva patente? ¿Os gusta realmente el Galaxy Fold?. Salu2!!! ;D