Cada vez hay más competencia en el terreno de la gama media. Las marcas mas generalistas se han visto forzadas a potenciar dicha gama. Empresas como Xiaomi y Huawei cuentan con dispositivos muy interesantes por un precio debajo de los 400€. Samsung ha reforzado su gama media, conocida como Galaxy A. El Samsung Galaxy A80 cierra esa gama siendo un smartphone muy curioso y con buenas características. Lo que más ha llamado su atención es que solo cuenta con un modulo de tras cámaras traseras y un frontal de todo pantalla. ¿No hay cámara delantera? Sí, y es que es un smartphone deslizante y con cámara rotatoria. 

Las cámaras traseras también serán las delanteras con un giro 180º y un panel deslizante

El Galaxy A80 es el smartphone de Samsung que más ha llamado la atención en los últimos años, al menos en su gama media. Cuenta con un procesador Snapdragon 730, 8GB de RAM, una pantalla Super AMOLED de 6.7″ y una doble cámara más sensor de profundidad con un cuerpo deslizante. La pantalla es totalmente sin marcos y sin agujeros, por lo tanto podemos estar ante el smartphone que mayor experiencia inversiva nos va a aportar.

El mecanismo que hace rotar y deslizar el módulo fotográfico es muy llamativo y funciona de forma rápida. Los mecanismos son automáticos. La cámara está mirando hacia atrás, pero cuando pulsas el botón de selfie la parte superior se eleva y la cámara gira. Hay dos cámaras y un sensor de profundidad. La cámara principal tiene 48mpx y apertura focal f2.0. La cámara secundaria es un ultra gran angular de 8 mpx con un ángulo de 122º.

Nos falta conocer precio y tiempo de lanzamiento, pero estará en torno a los 500€ ya que se encuentra arriba de toda la gama A de Samsung. El factor diferencial de la cámara giratoria seguro que también hace encarecer el precio final. Nos quedan varias dudas a resolver sobre la durabilidad de dicho mecanismo y su resistencia, por ejemplo, al polvo. ¿Qué os ha parecido esta solución se Samsung? Ya las hemos visto en otras empresas más minoristas pero es la primera vez que una empresa tan importante como Samsung ha apostado por algo así de particular.