El Galaxy S10 es una autentica pasada de teléfono. En cuestión de diseño, cámaras y rendimiento es todo un referente. Algo muy característico de este terminal es el orificio que tiene para el módulo de la cámara. Esta es la forma que Samsung considera que es la mejor para ofrecer la mayor superficie de pantalla en un smartphone. Hay muchas opciones: Notch, cámara en forma de gota, smartphone deslizables, pantallas perforadas… Todo tiende a hacer la zona de la cámara más pequeña, hasta un punto que sea inexistente.

Samsung retirará el orificio en la pantalla en los próximos años

La opción que ha tomado Samsung en la gama Galaxy S10 sería solamente un puente hacia la desaparición total de la cámara en la pantalla. El vicepresidente de Samsung en el departamento de I+D ha comentado que aunque actualmente no es posible ocultar la cámara en la pantalla en los próximos años la tecnología avanzará para que la cámara sea completamente invisible sin afectar a la calidad de la imagen a la hora de tomar fotografías.

Hacer esto se torna bastante complicado al menos con las tecnologías que contamos actualmente en paneles de pantalla. La cámara tiene que tener comunicación directa con el exterior para que el sensor capte luz y pueda realizar fotografías. En una pantalla OLED la iluminación procede de arriba, sería imposible que el sensor recogiera luz de fuera. En una tecnología IPS tampoco, ya que necesitan de una fuente de luz trasera adicional.

Ya ha sido posible integrar el altavoz y el lector de huellas debajo la pantalla, está claro que el siguiente paso es la cámara. El vicepresidente Yang no da detalles sobre cuándo estará lista dicha tecnología, solamente indica que no estará en uno o dos años. Desde luego que en iSenaCode estamos deseando que pase el tiempo para ver una obra de ingeniería como esta.

Fuente | Yonhap News