Inicio Noticias ¿Puede una IA detectar una enfermedad sin intervención humana?

¿Puede una IA detectar una enfermedad sin intervención humana?

Compartir
IA reconocimiento ocular

En más de una ocasión en iSenaCode os hemos hablado de la importancia que están cobrando hoy en día las Inteligencias Artificiales, está claro que cada vez son más potentes, con capacidad de aprendizaje, y ahora ya autónomas para hacer un diagnóstico médico efectivo, además avalado por la FDA.

Y es que la agencia del gobierno de los Estados Unidos fundada en 1906 y responsable de la regulación de alimentos, medicamentos, cosméticos, aparatos médicos, productos biológicos y derivados sanguíneos -que no es poco- por primera vez ha aprobado un dispositivo de diagnóstico dotado de una IA que no requiere la presencia de un médico especialista para interpretar los resultados.

IA reconocimiento ocular

IDx-DR, el dispositivo con una IA capaz de detectar la enfermedad ocular

La tecnología no deja de sorprendernos cuando nos llegan noticias como esta, y es que como os iba contando la FDA ha aprobado un dispositivo que lleva incorporado un software que puede detectar retinopatía diabética, una enfermedad ocular que daña los vasos sanguíneos en la parte posterior del ojo motivada por un exceso de azúcar en la sangre.

El funcionamiento es simple, después de realizar las fotos de la retina del paciente con una cámara especial se cargan en el dispositivo y el software IDx-DR se encarga de analizar las imágenes para determinar si la persona está afectada por esta enfermedad.

las Inteligencias Artificiales cada vez son más potentes, con capacidad de aprendizaje, y ahora ya autónomas para hacer un diagnóstico médico efectivo

Alto acierto en el diagnóstico de un “médico” muy particular

Hay que remarcar que este sistema tiene una alta fiabilidad, por lo menos eso se desprende del resultado satisfactorio realizado en un ensayo clínico con más de 900 imágenes donde detectó correctamente la enfermedad con un 87% de fiabilidad en los casos que realmente presentaban ese diagnóstico, y un 90% de acierto en los diagnósticos de los pacientes que no presentaban esa anomalía en la vista.

Lo curioso del caso es que IDx-DR es único porque es autónomo y no depende de ningún médico especialista que pueda interpretar los resultados, según su fundador, Michael Abràmoff en una entrevista al médio Sciencie News el dispositivo “toma la decisión clínica por sí mismo”.

Esto abre muchas posibilidades ya que de proliferar estos dispositivos no haría falta la presencia de un especialista ocular (o cualquier otra especialidad) para valorar a un paciente con garantías, no obstante esto genera otras dudas como sobre quién recaería la responsabilidad en caso de un error de diagnóstico.

De todos modos, esto no hay quien lo pare ¿quién dice que pronto no podremos hacernos un autodiagnóstico completamente autónomo con nuestro propio móvil?

¿Qué os parecen estos avances? Esperamos vuestros comentarios.