La compañía de la gran G creó Project Treble con un objetivo muy claro: acelerar la actualización de los móviles Android en la medida de lo posible. Es un secreto a voces que este proyecto no ha llegado a buen puerto pero desde Google esperan poder hacerlo posible muy pronto, concretamente con Android Pie. Tal y como informa la propia compañía en una entrada en su blog para desarrollares, todos los smartphones que lleguen al mercado con Android Pie por defecto serán compatibles con el proyecto.

Todo esto significa que los desarrolladores lo tendrán mucho más fácil para publicar actualizaciones de Android para los usuarios.

Project Treble puede salir adelante con Android Pie 

El proyecto consiste en que se pueda instalar en móviles con Project Treble una ROM de Android AOSP sin modificar con la última versión del sistema sin necesidad de optimizarla para cada uno de los fabricantes. Esta novedad ha sido bautizada como Generic Image System, y se trata de una de las novedades más importantes en Android en los últimos años.

Si todo esto acaba saliendo adelante, uno de los mayores problemas que tiene Android ahora mismo como sistema operativo se acabará, en parte, claro. Y es que la lentitud de las marcas al adaptar sus terminales a nuevas versiones hace que se genere una gran fragmentación y lo acaben pagando los usuarios.

Para que os hagáis una idea, de media, las marcas tardan entre seis meses y un año en publicar una nueva versión del sistema cuando ésta está disponible. Hay más smartphones con Android Oreo que con Android 9.0. Así que si el Project Treble sale adelante, será una gran evolución. O mejor dicho: revolución.