No cabe duda que cuando sale un nuevo iPhone para todos aquellos que nos gusta la tecnología los nuevos dispositivos pueden ser como un ‘caramelito‘ demasiado goloso y a veces es difícil resistirse al cambio.

No obstante, soy consciente que un usuario con un uso normal no necesita cambiar de iPhone cada año, ni mucho menos cada dos: un iPhone es un producto con una longevidad inusual para un ‘teléfono’ y desde el momento de su adquisición te garantiza durabilidad bajo unas condiciones de uso adecuadas.

Aún así, para todos aquellos que estéis en ese trámite de cambio del terminal siempre va bien contar con la opinión de personas como Antonio (@Antxonio77 en Twitter). Él, geek como el que más, capaz de encontrarse con la propia Siri española en su pueblo (véase la foto de abajo), ha cambiado recientemente su iPhone X y lo ha hecho a lo grande ya que ha tenido la oportunidad de probar tanto el iPhone 11 como el iPhone 11 Pro, queriendo transmitirnos su experiencia.

Sin más dilación, os dejo con su relato de lo que ha sido su paso por cada uno de los dispositivos. No os lo perdáis que merece la pena.

iPhone X, seguir o no con él, o por qué cambiarlo, en dicho caso. Hay debate y nuestro compañero VIP @Antxonio77 nos comenta su experiencia

«En primer lugar hay que partir de que esto es una afición, para la mayoría de los mortales, sencillamente somos amantes de la tecnología, y a partir de ahí, ya cada uno renueva en base a sus ‘necesidades’, al uso personal que le de al dispositivo, y obviamente al poder adquisitivo que tenga en ese momento, o bien quiera dedicar a todo esto, por tanto, aquí NO hay verdad absoluta.

Yo venía de un iPhone X, el mejor teléfono que he tenido hasta la fecha, quitando mi actual iPhone 11 Pro. Del iPhone X poco vamos a descubrir a estas alturas, es un terminal tan redondo y tan bueno, que quizás ese sea el motivo de este pequeño debate. Seguir o no con él, o por qué cambiarlo, en dicho caso.

“El iPhone X, el mejor teléfono que he tenido hasta la fecha, quitando mi actual iPhone 11 Pro”

Personalmente le doy mucho uso a las cámaras, muchísimo, me encanta la fotografía y con el iPhone X siempre echaba menos varias cosas, unas cámaras algo mas luminosas y un modo retrato mejor definido, un buen modo nocturno, poder elegir el formato 16:9 en las fotos, y sobre todo, como no, ese ultra gran angular, como Apple lo ha llamado, vamos un gran angular de toda la vida.

Por eso, aquella tarde de la Keynote, cuando iban anunciando todo lo nuevo que traerían los iPhone 11, la ilusión por renovar el iPhone, volvió a mí, por fin podría ver cubiertas mis necesidades, en este sentido recordemos, insisto, todo esto es solo una afición.

Como decía, conforme iba viendo lo que llevaba el iPhone 11 alucinaba, y más aun cuando dijeron el precio, fue en ese momento, y solo en ese instante, en que dije, vendo mi X del tirón y me voy de cabeza por el 11.

“Conforme iba viendo lo que llevaba el iPhone 11 alucinaba, y más aún cuando dijeron el precio, fue en ese momento, y solo en ese instante, en que dije, vendo mi X del tirón y me voy de cabeza por el 11”

Dicho y hecho, es tan poco el dinero que hay que poner, tras haber vendido un terminal como el X, que la operación salía redonda.»

Y sin perder ni un segundo me propuse vender mi iPhone X y comprar el nuevo iPhone 11, sin duda el iPhone de este año, para acabar finalmente con el iPhone 11 Pro

«Qué puedo decir del iPhone 11. Sin duda el iPhone de este año, pero de lejos. Por más que muchos se dejen llevar  por la publicidad, por los sentimientos, y por algunos medios de comunicación, no hay tantas diferencias entre el 11 y los Pro, no al menos, diferencias que justifiquen ese abismo de precio que hay entre ambos, ya sea el modelo normal o el modelo Max.

Mi experiencia con el iPhone 11 fue espectacular, y aunque este año, algunos están diciendo que Apple no ha innovado, a mi me daba igual, yo no se si eso es innovar o no, yo estaba deseando tener una cámara de mas angular, con la que poder dar otro punto de vista a mis fotos, y ya la tengo. Yo quería un modo, en el que poder hacer una foto, con poca luz, y que se pudiera defender bien, y ya lo tengo. Si eso es innovación o no, -porque ya lo tenían otros terminales- no me importa mucho la verdad, el caso es que ya es una realidad, y además, como todo lo que suele hacer Apple, lo han hecho muy muy bien.

“Yo estaba deseando tener una cámara de mas angular, con la que poder dar otro punto de vista a mis fotos, y ya la tengo”

El tema de las pantallas, tan controvertido, de nuevo el problema es que nos dejamos llevar por los medios y la publicidad, que si pantalla OLED, que si LCD, que si la del iPhone 11 no es HD, pero por favor que son pantallas muy pequeñas, las diferencias son tan insignificantes, que de verdad para la mayoría de nosotros,  nos dará lo mismo una pantalla que otra.

Yo los días que tuve el iPhone 11 disfrute muchísimo de su pantalla, vamos, igual que con la del X, yo no soy capaz de distinguirla. Lo he repetido varias veces, charlando con los amigos geeks de todo esto, quizás sí que la noté un poco mas floja en condiciones de luz, fuera en la calle, en un día soleado, sí que me di cuenta que tenia que poner la otra mano para hacer sombra y poder verla mejor, y eso con el X no me había pasado antes. Pero nada mas.

Durante esos días estuve disfrutando mucho del terminal, de sus acabados, de ese color precioso Product Red, de sus cámaras, y de su espléndida batería. Estuve pensando mucho y valorando si me merecería la pena apretarme un poco más e ir a por el Pro. En mi caso así lo hice, por varios motivos.»

El sensor del teleobjetivo óptico de 2x del iPhone 11 Pro, su brillante pantalla y la batería inagotable que viene me ganó y propició el cambio de dispositivo

«Apple como ya dijimos lo hace todo muy bien, sabe cómo poner su sitio cada producto, para que tengamos que elegir, y en muchos casos, nos gastemos mas dinero para poder tenerlo todo, es una buena estrategia de marketing, y en esos son los mejores.

“Actualmente tengo el iPhone 11 Pro, de 5,8 pulgadas y en color gris espacial, protegido con su funda original de piel product red, tal y como llevaba mi anterior iPhone X”

¿Qué he ganado con el Pro? Pues obviamente el sensor que me faltaba del teleobjetivo óptico de 2x, una pantalla con más brillo, y una muy buena batería. Y vale, es más premium por la parte trasera, solo que a mí eso me da lo mismo. Poco más. Aunque los medios quieran vender que hay muchas más diferencias, reales, para usar en el día día, yo diría que casi no las hay.

Dicho todo esto, yo siempre hablo según mi experiencia y mis necesidades, con el iPhone 11 Pro tengo todo lo que ya tenía en el X, más lo que no tenía, tengo mucha mas batería, es impresionante como acabo el día dándole caña hasta con un 50% de batería. Tiene una pantalla muy buena, como ya tenía el X, quizás con algo de más brillo, y sobre todo ese juego de 3 cámaras que hacen que si eres un amante de la fotografía vayas a gozarlo cada momento que lo tengas a mano para plasmar cualquier recuerdo.

“De nuevo han logrado un teléfono aun más redondo de lo que ya había, y esta claro que de aquí a unos años, así seguirá siendo”

Mi recomendación para la mayoría de las personas, sin duda es el iPhone 11. Ya vengas de un X, o anteriores, porque el iPhone 11 esta tan tan barato, y es tanto lo que le han metido, que incluso fijaros, he estado leyendo estos días que hasta incluirá el esperado Deep Fusión, modelo de fotografía computacional, al que acogeremos con los brazos abiertos. Insisto, cambiar un X por un iPhone 11, es un muy buen cambio, es una muy buena evolución

Nuestro compañero Antonio lo tiene clarísimo, el iPhone 11 es un gran cambio aunque él prefirió pagar ese plus que le ofrece el iPhone 11 Pro. Espero que su experiencia os haya ayudado a decidiros. Sabéis que podéis dejar vuestros comentarios o dudas al respecto. Esteremos encantados de responderos ¡Hasta pronto amig@s!