Aún recuerdo con nostalgia la keynote de presentación del primer iPhone, el original, de la mano de Steve Jobs. Y quien me iba a decir a mí por aquel entonces que ese dispositivo que veía la luz por primera vez se convertiría, con el paso de los años, en algo tan importante en la vida de muchas personas.

El CEO de Apple ya lo definió perfectamente como un dispositivo inédito y especial. Y de sus palabras se intuía que el iPhone se convertiría en aquello que cualquier amante de la tecnología le gustaría tener en su poder. Varios dispositivos tecnológicos en uno sólo, y además en un tamaño reducido y compacto.

La innovación que suponía hasta entonces el iPhone abría un nuevo camino en Cupertino y ponía la piedra angular de lo que es ahora el dispositivo estrella de la marca.

Ahora, a pocos días de que tengamos un nuevo iPhone, el once, es el momento de pararnos a pensar y reflexionar: los sufijos que acompañan al nombre del terminal, PLUS, MAX y quizás PRO y es que nunca tres letras significaron tanto.

Apple apellidó al iPhone y creó su propia moda con el 6 Plus, que seguirían los respectivos iPhone 6s, 7 y 8, hasta que llegó el iPhone 10 y su versión MAX, y ahora quizás llegue el PRO con mayores innovaciones

Me remonto al año 2014. Fue un año donde Apple y el iPhone cobraron un protagonismo un tanto especial. En un mercado donde los Smartphone de las compañías de la competencia apostaban por pantallas extragrandes, en comparación con con el iPhone, los de Cupertino hasta la fecha habían estado escatimando recursos en sus modelos anteriores en ese aspecto tan significativo.

¡Hasta la llegada del iPhone 6!

Con un diseño totalmente renovado, con bordes redondeados y huyendo del diseño más rectangular del iPhone 5S, Apple por fin se atrevió a lanzar un terminal con una mayor pantalla. El iPhone 6 y su pantalla de 4,7 pulgadas cambiaron las reglas del juego en «Appleland» pero aún quedaba lo mejor.

El iPhone 6 Plus, llegó el primer iPhone con «apellido»

Fue entonces cuando Apple quiso complacer las peticiones de muchos usuarios que querían un dispositivo más grande, lanzando el iPhone 6 Plus con una pantalla retina de 5,5 pulgadas.

Sin lugar a dudas un gran salto, yo mismo viví la experiencia al pasar del iPhone 4 al 6 Plus, y entonces tuve la oportunidad de apreciar en aquellos momentos lo que significaba precisamente que mi nuevo dispositivo tuviera ese sufijo tecnológico en su nomenclatura, logrando una mejor experiencia de usuario.

Le seguiría el iPhone 6S Plus en 2015, y en 2016 el iPhone 7 Plus, el tercero de los iPhone de 5,5 pulgadas y el primero con cámara dual, y que también tuve la suerte de disfrutar durante un tiempo.  En 2017 el iPhone 8 Plus con una estética muy similar a de su antecesor llegaría con varias mejoras, entre ellas la incorporación de la carga inalámbrica.

Pero la gran innovación del iPhone vendría ese mismo año 2017 con el iPhone del décimo aniversario, el X y su pantalla de 5,8 pulgadas, y en 2018 un nuevo iPhone y un nuevo apellido, MAX, supondría otro punto de inflexión en prestaciones, con un terminal, el Xs Max con una cámara increíble, entre otras mejoras.

iPhone Pro, todos esperamos que de llegar este dispositivo, la perfección tecnológica exista

Porqué es lo que Apple puede lograr con el próximo iPhone que nos darán a conocer en unos días, y quizás, este sea el mejor iPhone de todos los tiempos. De hecho así debería ser, más si viene acompañado de un ‘PRO’ detrás de su nombre.

Un iPhone por triplicado, probablemente llamados iPhone 11 & iPhone 11 Pro & iPhone 11 Pro Max, y que puede que traigan mejoras de todo tipo, especialmente en sus cámaras que con toda seguridad sea el equipamiento que diferencie estos dispositivos entre ellos.

Aunque se me antoja que Apple esconde un as en la manga y nos tiene preparada un grata sorpresa que justifique tales nombres y cómo no, el precio que van a tener estos nuevos dispositivos que auguro van a ser un tanto desorbitados.

Y es que y de esto no me cabe la menor duda, estos nuevos iPhone también van a ser los más caros de la historia.

¿Vosotros que opináis al respecto? Esperamos vuestros comentarios :)