Hace no mucho tiempo si pensábamos en la competencia que había en el merado de las videoconsolas solo podíamos pensar en Xbox y PlayStation. La presentación de Google Stadia, la plataforma de videojuegos en streaming que saldrá a la luz para todos a finales de este año, ha cambiado el paradigma de los juegos para todos. Dos gigantes como Sony y Microsoft, que a priori son competencia en estado puro, han decidido aliarse para hacer frente a Google.

PlayStation y Xbox seguirán siendo competencia, sin embargo Google asusta a ambos por igual

Más de 20 años llevan ambas empresas en el mundo de los videojuegos y seguro que nunca llegaron a pensar que por un buscador fueran a ser aliados. PlayStation y Xbox comenzarán a ayudarse el uno al otro para hacer frente a Google Stadia. Las dos compañias seguirán siendo rivales, pero juntas van a diseñar y desarrollar un sistema de videojuego en streaming e inteligencia artificial.

Para dar un servicio al nivel de juegos AAA hay que tener un sistema sin lag y que funcione de forma fluida. Eso significa que una gran infraestructura y servidores tiene que estar detrás. Google cuenta con ello, pero Sony no. Microsoft aquí cuenta con ventaja gracias a su sistema Azure. Nube en la que se alojan grandes empresas. Tenemos rumores muy serios sobre la próxima PlayStation 5 y pocos nos la imaginamos sin un sistema de juegos en streaming. Microsoft pretende alargar un poco más su ciclo con la Xbox One y contaría con más de ventaja.

El mundo de los videojuegos ha pegado un giro enorme en cuestión de tres meses.  Partíamos de dos empresas como Microsoft y Sony; ahora se han unido Google y próximamente Apple con su servicio de Apple Arcade. Tres de ellos se parecen mucho, sin embargo el de Apple va por otro camino. Se presenta un apasionante final de 2019 y comienzo de 2020 donde podemos vivir una revolución sin igual. ¿Tenéis ganas?

Fuente | Nikkei Asian