Seguro que muchos de vosotros recordáis la primera vez que Siri llegó a vuestras vidas. Hace ya bastantes años desde que Siri apareciera en el iPhone 4S (mi segundo teléfono de la manzana allá por el año 2011). Este asistente de voz al principio pareció revolucionar el mercado de la telefonía (fue la voz pionera), y aunque hay cosas muy útiles para el uso diario con Siri y más ahora con los atajos, tenemos que reconocer que muchos la usamos para pedirle que nos cuente chistes, o para echar unas risas preguntándole: «Oye Siri» ¿quieres ser mi novia? o para sumar 0+0 y mucho más, que en mi caso no va a más de ponme una alarma, o apaga la luz.

Todo apuntaba a que este año con la WWDC 2019 y los nuevos sistemas operativos de la manzana (iOS 13, macOS Catalina, iPadOS, etc) iban a dar una vuelta de hoja a Siri porque su competencia no para de avanzar, innovar y superarla aunque nos duela decirlo. Hay que ser objetivos y Siri ahora mismo no es la número uno en asistentes de voz virtuales, Alexa y Google Assistant ganan por goleada.

¿Por qué Siri se ha quedado atrás actualmente en el mercado de asistentes de voz?

SiriKit abre a Siri para apps de terceros

Bien es cierto que Siri está muy integrado con el «ecosistema Apple», llegó el 20 de septiembre de 2016 a macOS Sierra abriendo así las puertas a todo el conjunto de sistemas Apple abarcando los ordenadores y sumando también los dispositivos móviles. Tenemos a Siri en: los AirPods, Apple Watch, iPhone, iPad, Apple TV, ordenadores Mac, todo pasa por ella pero apenas lo usamos o al menos en mi caso. Para ser reales, en casa tengo un altavoz Amazon Echo de 2ª generación y lo invoco más que a Siri por su naturalidad y precisión a la hora de activarme el LED que tengo detrás de la TV y la bombilla de colores que tengo en el dormitorio compatibles con HomeKit.

Hay veces que me desespero en el coche hablando con Siri para que llame a mi madre… y eso no puede ser, lo odio. Siempre con el «Oye Siri» y que no te deja hablar de seguido. Deberían mejorar en todos los sentidos el reconocimiento de voz, la precisión para controlar los objetos de domótica más simples de casa con HomeKit y hacerla más natural y menos robótica. Alexa de Amazon, Cortana de Microsoft, Bixby de Samsung, Google Assistant, son tambíén asistentes de voz y cada uno tiene lo suyo, pero Siri siendo de Apple debería de estar a la altura de todo. Fue la pionera en su momento pero ya se ha quedado un poco atrás (por muy fanboys que seamos).

Siri, tú antes molabas… perdona pero no te he entendido bien

Parece que ya Siri no es tan importante en Apple. Ha pasado a un segundo plano, cuando hoy día las personas buscamos cada vez más comodidad tecnológica para casa, nos hemos vuelto unos vagos hasta para encender una bombilla, pero la verdad es que es un gustazo estar acostado en la cama y decir «apaga las luces» y que se oscurezca la habitación, pero siempre con el maldito «Oye Siri» delante que odio bastante. Con iOS 13 ha mejorado la cosa, pero no lo suficiente.

 

Mejoras de Siri con iOS 13

  • Supuestamente una voz más natural (veremos que pasa) gracias a una nueva técnica de aprendizaje automático «Text to Speech» neuronal.
  • Podemos responder desde los AirPods a un mensaje sin decir «Oye Siri» por ejemplo a un mensaje de ¿tomamos algo mañana a las 10? y responder: Sí, cuenta con ello.
  • La expansión de SiriKit para dar soporte para apps de música, podcast y radio de terceros es una gran opción, pero habrá que ver si la hacen útil realmente o no.
  • Da soporte a múltiples voces (multiusuario) en el HomePod.
  • Los mapas se hacen más inteligentes para dar a Siri opciones de gira en el siguiente semáforo, en lugar de «gira a la izquierda a 100 metros».
  • Tendremos mejores sugerencias personalizadas y recordatorios a partir de mensajes incluso en las apps de terceros y Atajos de Siri, desde la aplicación de Atajos.

Parece mucho, pero es ¿realmente suficiente? creo que no y aunque también hay cosas a destacar como que Siri nos ayuda a evitar el SPAM telefónico en iOS 13 y le puedes preguntar donde te has olvidado las llaves, creo que le sigue faltando esa esencia que la diferencia del resto y que Steve Jobs, que en paz descanse, estará viendo cabreado desde la manzana más lejana (nótese la ironía).

No sé que opinaréis vosotros, pero tenemos un largo debate que resolver. Por ello os animo a comentar para saber vuestras opiniones y las cosas que desde vuestro punto de vista añadiríais a Siri.

¿Qué le falta a Siri actualmente? ¿Está a la altura de Alexa y el asistente de voz de Google? Salu2!!!