Si eres amante de la tecnología muy probablemente habrás estado pendiente estos días del CES 2018 que se ha celebrado recientemente en Las Vegas, la feria por excelencia donde hemos podido ver la innovación pura y dura de las grandes marcas y sus novedades en diferentes campos como son el de la televisión, robótica e inteligencias artificiales y otros avances tecnológicos.

Entre todos los artilugios que se han presentado en este evento hay uno que nos llama especialmente la atención debido a que podría cambiar la forma en que cargamos nuestros dispositivos en un futuro no muy lejano, y me refiero concretamente a la batería infinita diseñada por Ossia, empresa que tiene su sede en Bellevue, Washington.

Con la implementación tecnológica de esta batería os podéis ir olvidando de cargar vuestros terminales por que su carga será infinita y ahora os explicamos por qué.

Ossia reinventa la forma de cargar nuestros dispositivos

Hace tiempo que intentamos librarnos de los dichosos cables, la tecnología poco a poco nos lo ha ido permitiendo, aún recuerdo los primeros teclados o el ratón del ordenador en el que el cable era más un engorro que otra cosa. Poco a poco todo ha ido evolucionando, hemos visto como se estandarizan elementos inalámbricos como los auriculares, es el caso de los AirPods de Apple, y desde no hace demasiado las bases de carga por inducción capaces de cargar el móvil dejándolo “descansar” durante un buen rato sobre ellas.

Pues bien, la tecnología que nos ofrece Ossia va más allá, podríamos decir que es lo que siempre hubiéramos deseado que hubiera sido la carga inalámbrica y en alguna ocasión lo hemos comentado en alguno de nuestros podcasts. Y es que esta empresa ha desarrollado una tecnología capaz de cargar tu móvil con total libertad de movimiento, sin que tengas que dejar de utilizarlo debido al lastre que supone el tenerlo conectado a un enchufe o aletargado en una de esas bases.

La batería que se carga con las ondas

Como os iba contando, la batería que han diseñado tiene una particularidad que la diferencia de todas las existentes hasta el momento actual, ya que se recarga a través de las ondas de radio, dentro de la frecuencia de los 2.4 GHz utilizada por la tecnología Wifi y otros tipos de dispositivos.

¿Pero de donde coge la energía, de tu propio router? No, si estás pensando que vas a cargar tu dispositivo con tu router estás equivocado, Ossia aprovecha su tecnología Cota y ha diseñado un transistor compuesto por docenas de pequeñas antenas de radiofrecuencia que iría instalado en el techo del habitáculo. Este transistor es el que se encargará de generar la onda de radio concentrada que llega al receptor que puede tener por ejemplo forma de pila AA y que es el encargado de recepcionar la energía.

Claro está que no vamos a tener que poner una pila a nuestro móvil para cargarlo ya que estéticamente no quedaría demasiado bien, de todos modos la solución pasa por la instalación de un chip que también vendrá equipado con pequeñas antenas de radiofrecuencia y que podrá colocarse  por ejemplo en la misma funda del terminal.

El transmisor no para de emitir ondas de energía que son captadas por el receptor

Lo importante de todo este invento es que la zona donde esté instalado el transmisor estará siempre provista de estas ondas que llegarán al receptor, por lo tanto la batería tendrá carga permanentemente y lo más importante, os hemos puesto el ejemplo del móvil pero este tipo de tecnología es aplicable a cualquier dispositivo ¿os imagináis no tener que comprar pilas nunca más? Esto puede causar un conflicto de intereses entre empresas, pero la tecnología avanza sin ningún tipo de miramientos y hay que adaptarse a los tiempos.

Ondas nocivas para la salud

Para finalizar muy probablemente te estarás preguntando si estas ondas pueden causar algún daño a la salud, en este sentido la empresa americana asegura que no suponen ningún peligro, pues su comportamiento sería el mismo que las ondas Wifi que genera cualquier router del mercado. Aún así, seguro que no faltarán detractores de este tipo de tecnología y es comprensible debido a las patologías que sufren algunas personas.

Nada más iSenaCoders, lo peor de esta noticia es que aún no sabemos a ciencia cierta cuando estará a la venta así que paciencia y como os digo siempre, el tiempo pasa rápido. Esperemos que no sea demasiado.

¿Qué os parece este invento? Espero impaciente vuestros comentarios ¡Hasta pronto iSenaCoders!