¡Hola iSenaCoders! Quien más quien menos tiene en su mente algún videojuego que le ha marcado con el paso de los años, y cuando ponemos en perspectiva pasado y futuro en este campo vemos que realmente el avance tecnológico ha sido bestial.

Aun recuerdo con nostalgia el “Maze of Galious” de mi MSX con el que pasé horas y horas jugando, entre otros, pero he de reconocer que los juegos de hoy en día, como el Red Dead Redemption 2 del que os hemos hablado aquí en varias ocasiones, no tienen nada que ver y superan con creces nuestras mejores expectativas.

Y hablando de eso, de superarse, difícil tarea para los desarrolladores ante juegos tan soberbios, aunque marcas como Nvidia lo tienen claro, dotar de herramientas avanzadas para el desarrollo de juegos es la clave.

En este sentido, la propia Nvidia quiere cambiar las reglas del juego, o al menos las pautas en cuanto a la creación de videojuegos, utilizando todo el poder de la Inteligencia Artificial.

Para Nvidia, el futuro de los videojuegos pasa por la generación de gráficos utilizando todo el poder de la Inteligencia Artificial, y ya esta probando este sistema con éxito

Como os iba contando, hace unos días recibimos una noticia, según The Verge, que vale la pena analizar: Nvidia está probando un simulador de gráficos dotado con Inteligencia Artificial que podría cambiar aspectos importantes en la creación de un videojuego.

Y es que según la marca, las imágenes generadas por IA se pueden combinar con un motor de videojuegos tradicional, creando un sistema de gráficos ‘híbrido’ que algún día podría utilizarse en videojuegos, películas y realidad virtual.

Para muestra un botón, aquí tenéis de esta tecnología:

Bryan Catanzaro, vicepresidente de aprendizaje fundo aplicado de Nvidia: “Es una nueva forma de reproducir contenido de video mediante aprendizaje profundo. Obviamente, a Nvidia le importa mucho generar gráficos y estamos pensando en cómo la IA va a revolucionar el campo”

El uso de Inteligencia Artificial es la clave para tener juegos cada vez más reales

Los ingenieros de la compañía realmente no han inventado nada nuevo, simplemente se han basado en métodos existentes y ampliamente utilizados para la utilización de imágenes de IA, mejorándolos.

No obstante, han introducido una serie de innovaciones para crear, en este caso, un simulador de conducción simple en el que los jugadores se mueven por las calles generadas por la inteligencia artificial, aunque no pueden dejar el vehículo e interactuar con el mundo generado por la GPU Titan V, por cierto según anuncia el fabricante “la GPU para PC más poderosa jamás creada” y una de las más utilizadas para el procesado avanzado de simulación.

El sistema de Nvidia se encarga de generar los gráficos ‘entrenando’ la IA por medio de los datos aportados por los ingenieros, como cielo, automóviles, árboles, etc, siendo esta capaz de generar  posteriormente nuevas versiones de estos objetos, para terminar creando un entorno virtual utilizando un motor de juego tradicional.

En este sentido, se utilizó Unreal Engine 4, un motor típico de juegos como Fornite. Catanzaro comenta que “la estructura del mundo se está creando tradicionalmente. Lo único que genera la inteligencia artificial son los gráficos”, creando un concepto totalmente jugable, aunque para ello han tenido que resolver cuestiones importantes.

Esta tecnología, que está en una fase muy inicial, podría servir entre otras cosas para dar un toque de realidad aún mayor a los juegos del futuro, incluso por ejemplo, un usuario podría capturar una foto de si mismo para cargarla en la nube donde la inteligencia artificial entrenada para ello permitiría crear avatares más reales e insertarlos en los juegos.

Llegados a un punto donde la tecnología permitirá renderizarlo todo, también hay quien cree que esto fomentara la llegada de malas prácticas al hacer un uso inapropiado de ella. Veremos que consecuencias trae.

¿Qué opináis sobre el avance que puede suponer para los videojuegos la aplicación de esta tecnología? ¡¡¡Esperamos vuestros comentarios!!! A nosotros nos parece alucinante.