La tecnología no tiene límites y las compañías como Intel no cesan en conseguir productos, en este caso procesadores, cada vez más potentes y eficientes.

En este sentido, recientemente han dado a conocer sus nuevos procesadores Intel Core Ice Lake de décima generación y 10 nanómetros.

Los nuevos procesadores presentados por Intel, hasta un total de once, estan orientados a equipos portátiles y móviles. Mayor potencia, conectividad y una mejor eficiencia energética

Cómo os iba contando, Intel presento hace unos días los nuevos procesadores de décima generación, fabricados en 10 nanómetros.

Englobados en dos series (U e Y), disponemos de once procesadores en total, capaces de relativizar consumo y rendimiento. Y estan enfocados a cubrir las necesidades más exigentes de equipos en movilidad y portátiles tanto para usos profesionales como doméstico.

De este modo, los Core i3, i5 e i7 incluirán nuevas características nativas. Entre ellas la mejora de la conectividad WiFi 6Gig+ obteniendo velocidades de hasta 10 Gbps.

Sin olvidarnos de la mejora en el apartado gráfico incluyendo hasta tres puertos Thunderbolt nativos. Y de cara a 2020 una optimización energética inteligente del procesador.

Ran Senderovits, Vicepresidente de marketing de plataforma móvil de Intel: “La integración de hasta cuatro puertos Thunderbolt 3 nativos tendrá un gran impacto en la experiencia de usuario”

Ice Lake adopta la microarquitectura Sunny Cove para unos procesadores más seguros

Si una cosa llama la atención de estos nuevos procesadores es el empeño de la compañía en que sus procesadores sean más seguros. Así, la adopción de la microarquitectura Sunny Cove evitará que se vuelvan a producir casos como Spectre o Meltdown con la integración de tecnologías de Deep Learning.

Un apartado destacable será la integración de una nueva arquitectura gráfica Iris Plus de 11ª generación capaz de obtener un rendimiento gráfico de muy alto nivel, con juegos a 1080p y 60 FPS de media, algo impensable más teniendo en cuenta que cada vez nos encontramos con equipos ultra delgados.

Los nuevos procesadores de Intel tienen compatibilidad con memoria RAM DDR4 de hasta 3200 Mhz y LPDDR4AX-3733, que se traduce en un mayor rendimiento y menor consumo de recursos.

En la imágen de arriba podéis observar las dos gamas de procesadores y las características de los nuevos procesadores que como dato curioso cambian ligeramente su nomenclatura. Ahora nos encontramos con su categería (Intel Core i3, i5, i7), la generación (10), el número de modelo (00,30,60,05,35,65…), y el indicador del rendimiento del chip gráfico (G1, G4, G7).

Interesante propuesta, ahora solo falta poder probar estos procesadores en algún que otro dispositivo que llegue a nuestras manos. Os seguiremos informando :)