Por poco que hayáis estado atentos a la actualidad de Apple en estas últimas semanas, muy probablemente estaréis enterados de la problemática en la que se visto implicada la compañía de la manzana con el llamado ya Batterygate.

Han sido múltiples las demandas que le han caído a Apple por ralentizar los iPhones “viejos” por el desgaste de las baterías, según la operativa que ya os explicábamos en este artículo de hace unos días, provocando que la compañía haya reaccionado de diferentes modos para paliar la situación, alguno de ellos nada convincente para sus usuarios.

A todo esto ¿que pasa con el iPad? ¿Puede que este afectado por el problema de la batería?

Los iPad se salvan y no hay obsolescencia programada en estos dispositivos

Esto era una cuestión que más tarde o temprano se tenía que desvelar, asaltaban las dudas desde que saltaran todas las alarmas con el problema de la obsolescencia programada en los iPhone más antiguos y era normal que la sombra de la sospecha se acercara a su dispositivo hermano mayor: el iPad.

No obstante, si tenéis un iPad podéis estar tranquilos ya que estos dispositivos no están afectados por el problema de las baterías. El motivo no es otro que Apple soló modificó con su actualización de iOS 10.2.1 en el iPhone la función que regula el rendimiento del dispositivo y evita el apagado del mismo de forma inesperada. Esta función que se aplicaba a los iPhone 6, 6 Plus, 6S, 6S Plus y SE, y llegaría posteriormente al 7 y 7 Plus con iOS 11.2. Los nuevos terminales de 2017 de momento quedan excluidos de la problemática.

Apple en su documento publicado en su web ya deja claro que la función de administración de energía es específica del iPhone, por lo tanto, tanto el iPad como el resto de sus productos no presentan esta problemática.

En parte, es razonable que el iPad quede al margen debido a que tiene una batería de mayor capacidad y por lo tanto es un dispositivo que puede gestionar mejor el rendimiento del mismo. Por este motivo, los de Cupertino no habrían tenido que emplear estas “malas artes” que tantos problemas les ha acarreado recientemente.

¿Qué opináis de esta forma de actuar de la compañía? ¿Creéis justificadas tales acciones? Espero vuestra opinión en los comentarios.