Inicio Sin categoría ¿Merece la pena el iPhone X por el precio que tiene?

¿Merece la pena el iPhone X por el precio que tiene?

Compartir

La nueva generación de iPhone ha incrementado su precio de forma desorbitada, un iPhone siempre ha tenido un carácter exclusivo y siempre ha sido más caro de lo normal, pero esta generación de iPhone X, con el rollo del décimo aniversario ha subido un buen pico. El problema viene cuando lo comparamos con su competencia, por ejemplo, el Samsung Galaxy S8 o el Galaxy Note 8.

Es cierto que el iPhone X es una maravilla, también lo es que este iPhone es la mayor revolución que ha sufrido el smartphone de Apple en su historia. Y es que dejar atrás el botón home y el clásico frontal de los últimos 10 años ha sido una apuesta muy arriesgada.

Pero a pesar de todo, ¿vale la pena desembolsar tanto dinero por un iPhone X? Puede que no, que no valga la pena.

Al final iOS y Android han evolucionado casi hasta converger, aún son plataformas super diferentes pero cada vez las dependencias que pueda tener un usuario acostumbrado a una u otra plataforma son más subjetivas.

Si tanto iOS como Android tienen las mismas aplicaciones (o casi), ¿no sería mejor comprar un Galaxy S8 (por ejemplo) por la mitad de lo que cuesta el Apple iPhone X? La respuesta lógica es que sí, total para usar WhatsApp, Telegram, Twitter y Facebook…

Lo que pasa es que el como también cuenta, no es lo mismo conducir un Tesla, que un Ferrari. Unos apreciamos la tecnología y otros el frenético rugido del motor. Ambos son exquisitos pero tan parecidos como diferentes. Con el iPhone X pasa justo eso.

La gran baza del iPhone X son sus exclusividades:

El iPhone X tiene ciertas exclusividades que ningún otro dispositivo posee, a día de hoy. El Face ID es una tecnología sorprendente que hace dudar de si la tecnología es ciencia o pura magia. Los gestos que Apple ha incorporado para paliar el mítico botón home son una maravilla de la usabilidad y un placer para la vista a modo de animaciones. O simplemente los Animojis, una tontuna para unos pero una ventana al futuro capaz de detectar más de 50 gestos faciales que bien podrían servir para conducir un Tesla o para pilotar un drone a golpe de muecas.

Al final, el iPhone X tiene ciertas exclusividades. Tiene cosas que ningún otro dispositivo hace actualmente, o al menos que no las hace así de bien. Seguramente yo vea la tecnología de una forma diferente, pero si eres un verdadero amante de la electrónica sabrás apreciar la diferencia ;D

Esto no quiere decir que no haya otras joyas, como el Note 8 que tiene algo que me fascina como es el pencil (s-pen). Quizás sea locura mia por los bits, pero lo que se siente usando las últimas tecnologías no tiene precio.