Desde que los móviles sin marcos empezaron a asomar en nuestras vidas el lector de huellas se han convertido en un problema para ellos. Colocarlos detrás, sacrificar un frontal con todo pantalla para que esté delante, software de reconocimiento facial… Ninguna solución parece ser la correcta. Muchos de nosotros soñábamos con la integración del sensor de huellas debajo de la pantalla y de esta forma solucionar todos los problemas. Hasta ahora solo habíamos visto patentes (incluso de Apple) pero ningún smartphone o marca parecía tenerlo desarrollado al 100%. Eso ha llegado a su fin y es que por fin podemos dar la gran noticia de que el lector de huella dactilar debajo de la pantalla es una realidad.

Synaptics es un fabricante de componentes ópticos especializado en lectores de huellas y ellos han sido los responsables de que dicho sensor integrado debajo de la pantalla haya salido ya a la venta para los fabricantes. Muchos pensaremos que el próximo Galaxy S9 o los grandes buques insignia lo integrarán, pero no está tan claro. De momento el primer smartphone con el es de una marca china que difícilmente se distribuye fuera de dicho país. Vivo es la compañía que puede llevar con orgullo de haber realizado el primer smartphone con sensor de huella debajo de la pantalla.

El sensor debajo de la pantalla es más rápido que alternativas como el Face ID

Según los propios desarrolladores y las pruebas hechas el sensor Synaptics Clear ID™ FS9500 la experiencia ha sido más rápida y eficaz que sistemas como el Face ID. Cinco fabricantes principales son los que lo integrarán, aunque es lógico que los mayores tales como Samsung o Huawei esperen a ver como funciona en el gran publico a través de otras marcas como Vivo.

El sensor tiene 0,7 mm de grosor y se puede colocar debajo del bloque de la pantalla. El funcimanento es exactamente igual que el que conocemos hasta ahora, con la diferencia de que la pantalla adapta su interfaz para que el usuario sepa dónde poner el dedo. VIVO debería lanzar este móvil durante el primer trimestre de 2018 y estamos deseando conocerlo para ver cómo funciona ésta tecnología.

¿Qué os parece este avance? Comentadnos si preferís que la industria se dirija hacia reconocimientos fáciles mejores, o si por lo contrario, integren sistemas ya conocidos adaptados a las necesidades actuales.