Tras ser anunciada y oficialmente lanzada el pasado 2 de octubre de 2018, la última gran actualización de Windows 10 ha seguido los pasos de versiones anteriores y no ha estado libre de quejas de los usuarios y fallos en el sistema. Esta vez, han sido tantos los reportes que Microsoft se ha visto obligada a retirar Windows 10 October 2018 Update y posponer el lanzamiento hasta nuevo aviso.

La actualización de Windows 10 October 2018 Update retirada porque borraba archivos de los usuarios

El error más generalizado es que la actualización borraba archivos a muchos usuarios, es tal la gravedad que Microsoft recomienda que si tienes la actualización que uses lo menos posible tu equipo o que si por el contrario no la has instalado que no lo hagas. La compañía ya ha avisado que están trabajando en una herramienta para recuperar los archivos borrados a la par que en lanzar de nuevo la actualización.

Siempre se pueden recuperar algunos archivos tras eliminarlos, pues quedan datos escritos temporalmente en disco, a menos que escribas información sobre ellos. Es por eso que recomiendan que no uses demasiado tu PC si cuentas con la actualización.

Por ahora no hay información sobre cuándo se lanzará nuevamente la actualización, así que lo ideal es esperar. Es lamentable que mientras más tiempo pasa, menos confiable se hacen las actualizaciones de Windows 10. No puede ser que un gigante de la informática como Microsoft tenga este tipo de problemas en la mayoría de sus actualizaciones.