Durante años hemos, me incluyo, minado los productos de Apple. Ahora que tengo otra perspectiva veo lo equivocado que estaba. Personalmente he crecido siendo la tecnología una piedra angular en mi vida. Y he probado de todo: MS-DOS, Windows (todas las versiones), Linux, Unix, Windows Phone, Windows Mobile, Android, iOS, Mac, etc.

En mis inicios fui un gran desconocedor de los productos de Apple y hasta los criticaba por ser cerrados, pero sólo por lo que había escuchado de oídas, sin haberlos probado. Una vez probé los productos de Apple descubrí lo ignorante que había sido criticando unas plataformas que no dejan nada al azar, que miman todos los detalles y que simplemente funcionan como la seda.

Pero quizás, mi experiencia ya la conocéis de primera mano. Es por eso que hoy nuestro amigo Antonio, miembro VIP, nos va a contar su experiencia tras saltar recientemente al universo Apple. No me dilato más y os dejo con él ¡Gracias Antonio! :)

Apple, mi experiencia desde cero.

Es curioso, si hace unos meses me hubieran dicho que ahora mismo estaría escribiendo todo esto desde un Mac, simplemente no lo habría creído posible. Y es que siempre he sido muy reacio a los cambios, sencillamente ya había probado algo, lo único que había entonces, y con eso me he conformado siempre, no quería saber nada mas de posibles complicaciones futuras.

Desde hace tiempo, un amigo que tiene un iPhone SE siempre me hablaba de él y me animaba a probarlo, y yo, siempre lo miraba de reojo pensando en lo bonito que era, pero luego siempre pensaba que yo estaba muy tranquilo con mi SO de siempre, con Android, al fin y al cabo, con mis más o mis menos, pero siempre me había ido bien, ya estaba acostumbrado a eso.

Recuerdo que empecé a ver védeos de YouTube sobre productos Apple, sobre todo por el iPhone, y una tarde, nunca se me olvidara, vi un debate de Fernando Del Moral (la manzana mordida) donde explicaba que el usuario de Apple es para alguien que no necesita hacer muchos cambios, ni modificar ROMs y esas historias, y que sólo quiere algo que siempre vaya bien, que corra fluido, y que esté actualizado y cuidado al detalle como el primer día. Esa noche me quedé pensando en todo lo que había visto, y dije, vaya, si quizás yo sea ese tipo de usuario, ¿y si he estado perdiendo el tiempo todos estos años? Me pregunté.

A las semanas siguientes, vendí mi Android, por aquel entonces no era uno cualquiera, era un Google Pixel 2, y me compré un iPhone 8 Product RED, precioso como él solo.

Abrir por primera vez un producto de Apple es una experiencia que nunca olvidaré, es la sensación de un producto cuidado hasta el más mínimo tornillo

Nunca olvidaré cuando lo saqué de la caja, eso lo voy a recordar siempre, creo que como la primera vez en todo, nunca se olvida. Esa sensación de extrema calidad, de un producto cuidado hasta el mas mínimo tornillo, como ellos dicen, y que tan cierto es. La verdad que esa sensación de quitar el plástico y tenerlo en la mano, ese tacto, jamás lo olvidaré.

Luego lo mejor estaba por llegar obviamente, el SO de iOS y todo lo que conlleva eso, algo que funciona tan bien en cada momento, tan estable, y tan cuidado y trabajado de una punta a otra.

Tanto fue así mi experiencia de grata, que a los dos meses, mi curiosidad seguía creciendo, parecía no tener fin, estaba tan alucinado con todo lo que seguía descubriendo, que empecé a pensar en dar otro paso adelante, aunque este aún me daba más miedo, pasar al ordenador de sobremesa y dejar de usar Windows después de toda mi vida usándolo, y sobre todo para el trabajo, que aunque sólo necesito de una ofimática sencilla, estaba tan acostumbrado a Windows, que de pronto cambiar todo eso, y por decisión mía, no lo veía nada claro.

Ahí por entonces ya estaba suscrito al canal de mi amigo Sergio Navas de iSenaCode, y tampoco voy a olvidar lo que una noche me dijo. Si te ha encantado el cambio de Android a iOS, el cambio de Windows a macOS no tiene comparación, será mucho mas visceral y seguramente más gratificante para ti, me dijo. Aquellas palabras se me clavaron en mi cabeza, y ya no había marcha atrás. Después de investigar las posibles opciones, decidí hacerme con mi primer iMac de sobremesa, y probar todo esto, ya a otros niveles. Los primeros días, más bien los dos primeros días si que estuve un poco más agobiado, sobre todo porque tenía que dejarlo lo mas cómodo posible para mi trabajo, y ya después sería todo ir poco a poco describiendo cosas.

La curva de aprendizaje en macOS es tremendamente rápida y satisfactoria

Creo que la adaptación a macOS fue mucho mas rápida y satisfactoria si cabe que la de iOS, de verdad ha sido increíble. A día de hoy, solo puedo decir que me alegro de haber encontrado todo esto, porque realmente me ha cambiado mi día día para mejor, en el trabajo y fuera de él sin duda.

Ahora ya que estoy entrando en mi zona de confort, donde cada día es descubrir nuevas cosas, ya de forma mas tranquila, sólo me queda disfrutar de todo este ecosistema y pensar en adquirir otro nuevo y futuro amigo, el iPad.

Desde aquí, desde estas humildes palabras, solo quiero animar a todo aquel o aquella que tenga dudas, que sienta curiosidad por descubrir algo nuevo, que se anime a entrar en este mundillo tan diferente de la marca de la manzana mordida, que aunque al principio le puedan parecer que solo son productos caros y de lujo, hasta que no descubráis como son por dentro, como funciona todo y como se conecta todo en una sola cosa, hasta que no probéis la grata experiencia de todo esto, no podréis entender de lo que hablo.

Escrito por @Antxonio77