Muy buenas iSenaCoders! Hoy me apetecía escribir una comparación entre el iPhone X y el iPhone XR. Creo que es una comparación interesante, ya que el iPhone X fue el tope de gama de la generación del año pasado, y el que rompió todos los esquemas y ha marcado lo que serán los iPhone del futuro. Y el iPhone XR es el modelo más básico de esta nueva generación, lo cual se traduce en la opción más económica de esta generación de 2018, pero sin renunciar a prácticamente nada, empaquetando en un formato más colorido las características más top que la mayoría de usuarios demandan en un iPhone. Dicho esto, vamos a ver, además de las características claves en las que se diferencian, mi opinión y mi uso personal tras probar ambos dispositivos. Espero que os sea agradable la lectura, y saque de dudas a aquellos que no tienen claro cuál vale la pena ahora mismo, o cuál es mejor.

iPhone XR vs iPhone X: la comparativa que estabas esperando

Tamaño:

Empezamos hablando del tamaño, y es que es lo primero que al coger y usar ambos teléfonos te das cuenta al tenerlo en mano. Y la “culpa” de que sean diferentes en este aspecto, es la pantalla, donde además de diferencias en el tamaño en sí, también existen diferencias en su tecnología.

El iPhone X tiene una pantalla de 5,8”, e incorpora tecnología OLED, o como Apple la llama, Super Retina HD. Por su parte, el iPhone XR  cuenta con una pantalla de 6,1”, y tecnología LCD, o Liquid Retina como Apple la llama. Por tanto, el XR es ligeramente más grande en tamaño, y consecuentemente un poco más pesado que el X, unos 20 gramos.

Pero creo que el tamaño del iPhone XR es el ideal. Han conseguido un intermedio clave entre el iPhone X y el iPhone XS Max, que se hace cómodo de usar a una sola mano, y que tiene un tamaño de pantalla ideal para disfrutar de contenido multimedia.

Pantalla:

En cuanto a calidad de pantalla, las dos son realmente muy buenas. El iPhone X tiene una resolución mayor, que permite tener 458 p/p (píxeles por pulgada), y el iPhone XR es capaz de lucir 326 p/p.

¿En qué se traduce esto? En el día a día, prácticamente lucen igual, a no ser que te fijes al máximo detalle. El ojo humano, a la distancia que usamos los smartphones, no es capaz de diferenciar los píxeles, por lo que añadiendo esto a la calidad de fabricación y calibración de colores de las pantallas de Apple, el iPhone X y XR se ven brutal. La pantalla del iPhone XR ha sido injustamente criticada, porque a pesar de que sobre el papel las características son inferiores, en el uso diario la pantalla se ve más que bien.

Entonces, ¿en qué se diferencian? En dos aspectos, el primero es que en el iPhone X, la tecnología OLED permite apagar cada uno de los píxeles individualmente, mientras que un panel LCD, por definición, mantiene la totalidad de la superficie retroiluminada, con lo que el color negro se representa como un píxel iluminado intentado representarlo. Esto se traduce en unos negros más profundos y reales en el caso del iPhone X.

La otra diferencia es que al utilizar paneles LCD, Apple ha tenido que incrementar sensiblemente el tamaño de los marcos que rodean la pantalla. La explicación es sencilla: las pantallas con esta tecnología, a diferencia del OLED, no puede doblarse y moldearse con la misma facilidad. Aún así, es la primera pantalla LCD que es todo pantalla, sin ningún tipo de barbilla inferior, ni marco superior notable. Por lo que tenemos un aspecto de marcos simétricos, con el diseño del famoso notch, pero con un poco más de grosor.

Si sitúas el iPhone XR cerca de un X, XS o un XS Max se puede apreciar una ligera diferencia en el grosor de este marco. Pero créeme, he tenido el iPhone XR durante semanas en mis manos, y no he notado el aumento de grosor, porque al final usándolo diariamente nos centramos en la pantalla en sí, no en los bordes. Como digo, para notar esta diferencia, hay que poner uno al lado del otro.

En conclusión, el iPhone X se ve un poco mejor, además que cuenta con tecnología HDR, y los colores, sobretodo el negro, son más reales y más vivos. Pero el LCD del iPhone XR se ve muy bien también, de hecho hay personas que tras ver ambas prefieren el LCD, aunque a mí personalmente me gusta más OLED. Pero no nos engañemos, LCD no significa necesariamente peor, de hecho es la tecnología presente en los MacBook (Retina), los iPad y los iPhone –hasta la llegada del iPhone X, y todos ellos ofrecen una calidad de imagen realmente sorprendente. Por lo que el iPhone X gana en este aspecto, pero la pantalla del iPhone XR es verdaderamente buena.

3D Touch:

Hablemos ahora de otra diferencia que tiene que ver con la pantalla, y esto es 3D Touch. El iPhone X, como desde el iPhone 6s en adelante, incorpora 3D Touch, que detecta la presión sobre la pantalla, y en función de ello, lanza menús rápidos y otras funciones en iOS que nos permiten hacer una especie de atajos. Sin embargo, el iPhone XR no tiene esta tecnología.

Esto es un aspecto muy personal, y depende mucho del uso o importancia que le des al 3D Touch en el día a día. Si vienes de un teléfono Android, no notarás la diferencia, y si vienes de un iPhone más antiguo, depende de cuánto lo uses o lo necesites. Yo realmente uso 3D Touch constantemente. Para crear un evento en calendario, para hacer una llamada a mis contactos favoritos, para entrar directamente a ajustes de wifi, para sacar la cámara en modo selfie, etc. El iPhone XR no puede hacer todo esto, excepto mover el puntero por el teclado, y sacar los menús en el Centro de Control, que gracias a la tecnología Haptic Touch tenemos estas dos funciones. Por lo que, insisto, el aspecto 3D Touch es algo personal y que depende mucho de cuánto lo necesites. No tener 3D Touch no significa tener menos funcionalidades. Es lo mismo, pero en el iPhone X puedes atajar desde fuera de la app para acceder o hacer ciertas funciones rápidas, y el el iPhone XR tienes que seleccionarlo entrando en la propia app.

Diseño:

En cuanto a diseño ambos son prácticamente igual de bonitos, con materiales de muy buena calidad y cuidados al milímetro. La parte trasera de ambos está construida de cristal, con lo que se permite la carga inalámbrica. Un detalle, los colores: el iPhone X sólo puedes comprarle en negro y blanco, y el iPhone XR puedes escoger  hasta 6 colores (negro, blanco, coral, amarillo, azul y rojo).

Donde se diferencian es en los bordes. El iPhone X está hecho de acero, y el iPhone XR de aluminio, por lo que el X tiene un material más premium por así decirlo. En la mano se sienten prácticamente igual al tacto, y si les ponemos funda al final ni nos damos cuenta del acabado, aunque tengo que puntualizar que el aluminio del iPhone XR hace que tenga un poco más de agarre y resbale menos.

Cámara:

Centrándonos en la cámara, el iPhone X tiene doble cámara, y el iPhone XR tiene una sola cámara. Vamos a hablar más sobre esto. El iPhone X tiene dos lentes, como he dicho, una es gran angular con apertura f/1.8, y la segunda es el teleobjetivo con f/2,4. El iPhone XR tiene la misma cámara principal que el iPhone XS, con 12 mpx de resolución también.

Ambos son capaces de hacer modo retrato, pero con una pequeña diferencia. El iPhone XR tan sólo las hace retrato a personas, ya que, al tener una sola cámara, el retrato lo hace por software e inteligencia artificial. El iPhone X utiliza una lente para comprobar la distancia del objeto, y la otra para tomar la foto y realizar el efecto bokeh, por lo que al hacer retratos hace una especie de zoom con el teleobjetivo.

El modo retrato funciona muy bien en ambos, pero en general la cámara del iPhone XR se comporta mejor. Y esto lo consigue gracias al procesador A12 Bionic y la llamada fotografía computacional, el chip que permite que tenga Smart HDR, con lo que se consigue una mejor interpretación de la luz en la imagen, y se traduce en fotos más reales y con información más real, sobretodo a contraluz.

Grabando son iguales, con resolución de hasta 4K a 60 fps, y estabilizado, aunque el XR graba sonido en estéreo, y el X en mono. Y la última diferencia en cámara trasera es que la del iPhone X tiene zoom óptico x2, y zoom digital x6, y el iPhone XR zoom digital x3, por lo que en imágenes donde hagamos zoom, el iPhone X se comporta un poco mejor. En cámara frontal, son iguales, la única diferencia es que la del XR está estabilizada, por lo que al grabar vídeos en ciertas condiciones se ve mejor. Para ver ejemplos reales de cómo se comportan ambas cámaras, he ido publicando la misma fotografía tomada con ambos teléfonos en mi cuenta de Twitter, a modo de cara a cara fotográfico.

Potencia:

En los corazones de los dispositivos, tenemos el chip A11 Bionic en el iPhone X, y el chip A12 Bionic en el iPhone XR.

El procesador A12 es tremendamente rápido, con 7nm de fabricación y hasta 15% más potente que el del iPhone X. Es sin duda el chip más rápido y potente del mercado de los smartphones. Pero el A11 no se queda corto, sin duda el iPhone X es una máquina en rendimiento, y va genial y rinde excelente. Pero el A12 en este caso es el claro ganador, lo cual es lógico teniendo en cuenta que se ha lanzado un año más tarde, y la tecnología va avanzando. De hecho, el chip A12 Bionic es el encargado de procesar y hacer que la fotografía del iPhone XR sea espectacular.

Autonomía de la batería:

Hablemos ahora de la batería, que es un aspecto importante para los usuarios. El iPhone XR tiene mejor autonomía de batería que el iPhone X. Y es que el iPhone XR tiene, junto al XS Max, la mejor batería de cualquier iPhone, y esto es gracias al uso que hace el procesador más potente del sistema, y su eficiencia energética. Es cierto que la pantalla LCD del iPhone XR consume más energía que la OLED del iPhone X, ya que como he comentado, esta última es capaz de apagar píxeles. Pero a pesar de esto, como la resolución del iPhone XR es menor, necesita menos energía para “mover” los píxeles. Con lo que en conjunto, sumando a esto una mayor capacidad (mAh), la batería tiene mejor autonomía en el iPhone XR.

Con el iPhone X llegas bien al final del día sin duda, pero con el iPhone XR tienes ese plus que te da un mayor margen  de autonomía por si le das mucha caña a diario. Por lo que en este aspecto, el iPhone XR es el claro ganador.

Opinión y conclusiones finales:

Y tras este mini repaso de características, ahora es el momento de dar mi opinión tras haber usado y probado ambos a fondo.

Si eres un usuario de iPhone con un uso normal, que no le importa mucho el detalle tecnológico al máximo, y quiere un iPhone a buen precio y que sea rápido y rinda genial durante muchos años, el iPhone XR es tu iPhone. Y más si vienes de un iPhone 6,7, o incluso 8. Como ya os he comentado, el tamaño del iPhone XR creo que es el perfecto. Y la cámara del iPhone XR tiene una calidad increíble.

Ahora bien, si quieres dedicarte a fotografía trabajando con un modo retrato con más posibilidades (a animales u objetos), y eres muy detallista y necesitas la mejor pantalla para tener los mejores colores, el iPhone X es tu iPhone, y más por el precio al que lo puedes sacar a día de hoy. Además, el 3D Touch es un detalle más, y el iPhone X es un poco más premium en diseño.

Dicho esto, ¿cambiaría mi actual iPhone X por el iPhone XR? Honestamente no, no me vale la pena, pero si tuviera que comprar un nuevo iPhone ahora mismo, sería el iPhone XR. Por lo que, si tienes un iPhone X, no recomiendo cambiarlo por un iPhone XR.

Con el iPhone X tengo una máquina súper potente para muchos años, y tiene todo lo que necesito. Pero el iPhone XR es un teléfono redondo que reúne lo que la mayoría de personas busca de un iPhone, en un formato más económico que sus hermanos mayores, y con una variedad de colores que llama la atención a muchos de los usuarios.

Y a vosotros, ¿qué os parece? ¿Con cuál os quedáis? Os espero en comentarios. ¡Un saludo, iSenaCoders!