Instagram es la red social de fotografía por excelencia, pero en los últimos años ha ido añadiendo novedades que van más allá de publicar fotos, como por ejemplo: las historias copiadas de Snapchat o la pestaña Explorar. En un reciente post en su blog oficial, la red social cuenta cómo utiliza la inteligencia artificial para mostrar a cada usuario contenido que le pueda interesar en dicha pestaña. Si os fijáis en la vuestra, todo lo que sale está relacionado con lo que más visitamos.

En la entrada, se destaca que la red social es muy grande en estos momentos y que, por esta razón, la tarea de mostrar a cada usuario lo que le pueda interesar es bastante complicado porque hay mucho contenido. Dicho todo esto, vamos a contar cómo funciona la inteligencia artificial de Instagram.

Así utiliza Instagram la inteligencia artificial para que nuestra pestaña Explorar sea personal 

Lo primero de todo que hay que saber para entender cómo funciona la inteligencia artificial que utiliza Instagram es entender que la pestaña Explorar no nos muestra las publicaciones que nos puedan interesar, sino las cuentas que publican dichas publicaciones. Dicho esto, se identifican las cuentas que son similares entre sí mediante la adaptación de un método común de aprendizaje automático conocido como «incrustación de palabras». Los sistemas de incrustación de palabras estudian el orden en el que aparecen las palabras en el texto para medir qué tan relacionadas están.

Para hacer sus recomendaciones, el sistema Explorar comienza mirando las «cuentas semilla», que son cuentas con las que los usuarios han interactuado en el pasado al gustar o guardar su contenido. Identifica cuentas similares a estas, y de ellas, selecciona 500 publicaciones. Estos candidatos se filtran para eliminar el correo no deseado, la información errónea y el contenido probable que infringe las políticas, y las publicaciones restantes se clasifican según la probabilidad de que un usuario interactúe con cada uno. El resultado son 25 posts que se muestran en la pestaña.

Siempre es curioso saber cómo trabajan las grandes compañías para mostrarnos lo que nos puede gustar y hacer que la red social sea mucho más personal y amena para cada uno de los usuarios.