La semana pasada, la compañía de la manzana mordida lanzó una renovación de los MacBook Pro añadiéndoles mejoras en sus procesadores para hacerlos más potentes y algún que otro cambio en sus teclados mariposa para mejorarlos y que no den tantos problemas a los usuarios. Como es habitual cuando se lanza un producto de Apple, la empresa de reparaciones iFixit ha cogido el dispositivo y lo ha desmontado para enseñarnos qué esconde su interior.

Pese a que desde Cupertino confirmaron que había mejoras en los teclados mariposa de los nuevos MacBook Pro 2019, decidió incluirlos en el programa de reparaciones de teclados. Es por esta razón que, desde iFixit se han centrado en descubrir los cambios que mejoran dicho teclado.

 

Viaje al interior del nuevo MacBook Pro 2019

Vamos a lo más importante. ¿Hay cambios en el teclado mariposa de los nuevos MacBook Pro? Sí. Sí que los hay. Eso sí, muy sutiles. Se trata de un cambio pequeño en la membrana de silicona que cubre los interruptores del teclado. Según los expertos que han participado en el despiece, la membrana del MacBook Pro 2018 es semi-opaca y se siente como una silicona mientras que la cubierta del modelo actual es más clara y suave al tacto.

A continuación podéis ver una imagen:

Además, parece ser que han cambiado los materiales de la membrana del teclado, pues en el modelo anterior estaba hecha con poliacetileno y la del modelo actual con nylon. Otro de los aspectos que se han descubierto es que el trackpad es mucho más fácil de reparar pero el almacenamiento interno, el teclado, la Touch Bar o la memoria RAM forman parte de una misma placa así que repararlos u modificarlos no será una tarea fácil.

Siempre es curioso saber este tipo de cosas de los dispositivos que lanza la compañía de la manzana mordida.