Continuamos con lo que puede ser la noticia tecnológica del año. En iSenaCode ya te hemos informado sobre el veto que ha hecho Estados Unidos a Huawei tras impedir por ley que cualquier empresa estadounidense colabore con la compañía china. Todos nos llevamos las manos a la cabeza por no saber qué iba a pasar con los dispositivos actuales y los futuros. Un día después y tras ver el efecto provocado Estados Unidos relaja un poco la tensión y ofrece tres meses de margen antes de que entre en vigor la ley.

Huawei tiene hasta el 19 de agosto para elaborar su Plan B

Google y otras empresas estadounidenses habían acatado la ley inmediatamente, por lo tanto los teléfonos de Huawei no podían contar con servicios tan esenciales como la Google Play o incluso Android de Google. Por supuesto tampoco integrar procesadores Intel. Esto ha provocado el pánico en las bolsas y acciones de muchísimas compañías. Frente a este panorama Estados Unidos ha dado tres meses de margen para que todas las empresas trabajen en un plan conjunto y ordenado de desconexión con Huawei.

Huawei advierte a Estados Unidos y dice que subestiman a su empresa y país

Ren Zhengfei es el fundador de la compañía china y comunica que es asumible todo lo que ha sucedido. Además ya tenían planes de contingencia preparados desde hace tiempo. Ya hemos conocido que se encuentran preparando un sistema operativo propio. La mitad de los chips de Huawei tienen relación estadounidense y es algo que lamentan que tengan que abandonar ya que Huawei quiere trabajar juntos con todos para una humanidad mejor y más avanzada.

No solo son los smartphones, también está en juego el despliegue 5G de Huawei

La empresa china se dedica a muchas más áreas que a fabricar teléfonos. Si conocéis un poco el mundo de las antenas, Huawei es una gran potencia en el mundo de las antenas de telefonía. Nos encontramos a las puertas del lanzamiento del 5G y Huawei ha sido muy clara. “En lo que respecta a la tecnología 5G, otros no podrán alcanzarnos al menos en dos o tres años. En ese sector estamos a la cabeza.»

Hay tres meses por delante en los que Huawei tendrá un trabajo enorme para depender muchísimo menos de empresas externas. China está estudiando también sanciones a Estados Unidos acabado ese plazo. Sin duda va para largo este conflicto aunque los usuarios podemos respirar más tranquilos, al menos durante estos próximos tres meses.