Poco a poco vamos conociendo más detalles sobre el nuevo Samsung Galaxy S10 que veremos a principios del año que viene durante la MWC 2019. Como ya os hemos contado, el terminal tendría un frontal muy interesante dado que la cámara delantera se encontraría bajo la pantalla y ahora sabemos que carecerá de una de las funciones más características de los Galaxy: el escáner de iris.

Según información y rumores que llegan desde Corea del Sur, la compañía eliminará el escáner de iris en los Galaxy S10 con la idea de lograr una relación pantalla cuerpo más impresionante en su buque insignia.

El Samsung Galaxy S10 le dirá adiós al escáner de iris

¿Qué hay detrás de este movimiento? Pues como os acabo de comentar, conseguir un teléfono con un frontal todo pantalla e incorporar el sensor de huellas en la misma para que sea el único método de reconocimiento para acceder al dispositivo cuando éste esté bloqueado. Sin embargo, se espera que el modelo asequible del S10 tenga el sensor en el lateral mientras que los más caros lo tendrán ultrasónico y bajo la display. Esto se dice ya que se esperan varios modelos del dispositivo al igual que ha pasado con los iPhone.

Parece que todo apunta a que la compañía surcoreana lanzará un smartphone el cual tendrá un frontal donde sólo veremos su pantalla ya que los elementos que se suelen ver serían disimulados. De ser cierto todo esto, en vez de dos, el Galaxy S10 tendría un solo método bihométrico.

Empiezan a sonar muchos detalles sobre los Samsung Galaxy S1o y todavía quedan un par de meses para que los podamos ver. Así que como digo siempre, cojamos los rumores con pinzas y esperemos a que desde la compañía se pronuncien.