Hoy ha sido el lanzamiento de los nuevos productos de Apple que nos presentaron la semana pasada en la keynote: un MacBook Air renovado, un nuevo Mac mini y la joya de la corona, la nueva generación de los iPad Pro. Siendo un día tan señalado para los que nos gusta este universo, no se me ocurre mejor situación para explicar el mundo de posibilidades que abre la incorporación del puerto USB-C a los iPad Pro 2018. ¿Qué le podremos conectar a través de dicho puerto? ¿Qué podremos hacer con él?.

Está claro que la compañía de la manzana mordida tarde o temprano dará el salto total a este tipo de puerto y a continuación explicaremos de las posibilidades que nos brinda.

¿Qué se puede conectar al puerto USB-C de los nuevos iPad Pro?

En Cupertino tienen el objetivo de convertir el iPad en un ordenador. Esto es un hecho aunque no nos guste. Es por eso que con ese fin de que parezca que tenemos un portátil, a través del puerto USB-C podremos conectar monitores externos para plasmar lo que vemos por la pantalla del iPad Pro a una display más grande. Tendremos una transferencia de datos de 10 GB/s y podremos conectar un monitor para reproducir contenido a 5K 60 fps. Eso sí, con alguna que otra limitación.

Debemos de tener en cuenta que el monitor al que conectamos el iPad debe de soportar el estándar DisplayPort y compatible con la tecnología HDR10. Otra de las limitaciones es que al conectar el iPad a un monitor éste será como un espejo, es decir, mostrará lo que hay en la pantalla y no se podrá elegir lo que se muestra en ella. O por lo menos, muy pocas veces.

Gracias al puerto USB-C el iPad Pro se convierte en una PowerBank

Los nuevos iPad Pro tienen una autonomía de escándalo. Es por eso que podremos utilizarlo como PowerBank para cargar nuestro iPhone por ejemplo. Si tenemos un cable USB-C a Lightning podremos conectarlo a nuestro iPhone y comenzará a cargarse a una potencia de 7,5W. Ojo a esto que es muy importante, actualmente los cargadores que vienen con los iPhone tienen 5W.

Además del iPhone también podremos cargar otros dispositivos mientras sean compatibles como es obvio.

Importar fotos de cámaras o discos duros

Esta novedad la agradecerán los profesionales que trabajen con contenido como las fotografías ya que, gracias al puerto USB-C se podrá conectar de forma fácil una cámara o un disco duro externo para poder pasar el contenido a nuestra tableta. El proceso será sencillo: conectaremos el dispositivo al iPad y automáticamente se abrirá la app de fotos para que importemos lo que queramos.

Eso sí, aquí viene una mala noticia: no se podrán importar archivos de audio, sólo imágenes. Todo es culpa de iOS 12.

En definitiva, podrás conectar casi cualquier tipo de accesorio

Como he dicho en el titulo, con el puerto USB-C de los nuevos iPad Pro se abre un mundo de posibilidades ya que podremos conectar casi cualquier tipo de accesorio. Digo casi por si acaso. Desde teclados, pendrives, discos duros, e incluso podemos conectar un adaptador Ethernet para que la conexión a Internet sea por cable.

Siempre he sido reacio a hacerme la idea de que la era post-pc ha llegado para quedarse. Pero creo que sin lugar a dudas que con la inclusión del puerto USB-C a los nuevos iPad Pro, podemos hacernos la pregunta ¿Qué es un ordenador?.