Hace unas semanas, salió a la luz que la compañía de la manzana mordida, al igual que otras empresas del sector como Google o Amazon, también escucha algunas de las conversaciones que ciertos usuarios mantienen con el asistente virtual, en este caso, con Siri. Cuando se descubrió la noticia, muchas personas (como es lógico) pusieron el grito en el cielo por temor a ser espiados.

Después de muchas criticas desde la compañía de la manzana mordida han decidido suspender el control de calidad del asistente que consistía en escuchar fragmentos seleccionados de las conversaciones que los usuarios mantienen con Siri para mejorar la privacidad de estos sistemas.

El programa interno de control de calidad de Siri queda suspendido

Según la compañía de la manzana mordida, menos del 1% de las consultas a Siri eran enviadas y que generalmente duraban sólo unos segundos. Además de no estar vinculadas a una ID de Apple, y por tanto era muy complicado que pudiesen utilizarse para identificar a nadie. Y aunque las personas que tenían acceso tenían a esta información estaban en instalaciones seguras, desde varios medios como The Guardian afirman lo contrario.

Por esta razón, desde Cupertino han querido pronunciarse:

Queremos proporcionar una gran experiencia con Siri y protegemos la privacidad de nuestros usuarios pero hemos suspendido la calificación de Siri a nivel mundial. Además, como parte de una futura actualización de software de iOS, los usuarios tendrán la posibilidad de elegir participar en la calificación.

Como se puede leer, por el momento este programa interno ha quedado suspendido, pero si en un futuro se vuelve a poner en marcha, en una futura actualización del sistema operativo, se le dará la opción al usuario de si quiere participar o no en dicho programa. Algo que sinceramente me extraña mucho que no se haya hecho antes, más si es una compañía tan comprometida con la privacidad como lo es Apple.