El Apple Watch es algo más que un accesorio del iPhone. Algo más que un gadget que llevar en tu muñeca para consultar la hora, el tiempo, o quién te ha escrito el mensaje que te acaba llegar de WhatsApp. En definitiva, el Apple Watch es algo más que un simple reloj. En un principio muchos pensamos -yo entre ellos- que era algo inútil pero una vez que lo integras en tu día a día no puedes separarte de él.

En las diferentes versiones del Apple Watch, tanto en generaciones como en actualizaciones del sistema operativo, hemos visto cómo la compañía de la manzana mordida le ha ido dando independencia del iPhone. ¿El futuro del Apple Watch es ser totalmente independiente del iPhone?

¿Tendremos un Apple Watch que no necesite un iPhone?

En la pasada WWDC 2019 vimos una vez más el afán de Apple en convertir el Apple Watch en un dispositivo un poco más independiente del iPhone. watchOS 6 incorporará varias novedades que así lo demuestran como por ejemplo: una App Store propia o las actualizaciones vía OTA. Ya no necesitaremos nuestro teléfono para descargar aplicaciones o para actualizar el sistema de nuestro reloj. Lo podremos hacer con cierta independencia.

Pero si sólo fuera eso… Podemos tener nuestra música, nuestros podcasts, conectar nuestros AirPods y salir a correr o a pasear sin tener que llevar nuestro smartphone. Gracias a la conexión LTE podemos hacer llamadas y recibir mensajes en nuestra muñeca. En definitiva, ya hay muchas cosas en las que se ha ganado esa independencia de la que estoy hablando. Y yo creo que el futuro pasa por que esa independencia sea total o por lo menos casi total. Siempre necesitaremos un dispositivo para registrar bien todos los datos pero no necesariamente un iPhone, podría ser con un iPad o un Mac.

El reloj de la compañía de la manzana mordida ha ido sufriendo diferentes evoluciones durante su corto tiempo de vida. Ha pasado de ser un simple accesorio del iPhone con el que recibir tus notificaciones y cuantificar tu Actividad, a ser una pieza fundamental en nuestra salud y en algunos casos, salvar vidas gracias a la detección de caídas o los ECG. Creo que la siguiente evolución es ser un dispositivo autónomo.