Mañana saldremos de dudas en la Keynote donde Apple presente nuevos productos, pero de momento nuevos rumores afirman que el nuevo Apple Watch Series 4 traerá novedades que lo harán único respecto a sus antecesores.

Procesador de 64 bits, conectividad W3 y más

La primera novedad es que el Apple Watch Series 4 incorporaría un procesador de 64 bits. Los procesadores de 64 bits son un estándar para los productos de Apple. Todos los Mac de la compañía cuentan con esta arquitectura en sus procesadores, y todos los dispositivos iOS (desde el iPhone 5s en adelante) también. ¿Será el Apple Watch Series 4 el primer reloj de la marca en adquirir dicha arquitectura del procesador?

El Apple Watch no cuenta con un procesador de 64 bits hasta el momento en ninguno de sus modelos. Tanto el S1, como el S2, como el S3 son procesadores de 32 bits. Con la cuarta generación, quizás sería el momento de dar el salto.

De normal las filtraciones del Apple Watch suelen ser externas, es decir, de diseño. En este caso ya hemos visto cómo será su diseño definitivo en una imagen promocional, pero no sabemos prácticamente nada de su interior. Seguramente incluya más batería, algún que otro sensor nuevo (Kuo predice que con capacidad ECG)y sobre todo un chip más rápido, junto a un W3 para conectividad.

Recordamos que iOS no tiene soporte para apps de 32 bits y en macOS están a punto de dar por cerrado este tema. Se hace un poco raro que el Apple Watch siga trabajando en esta antigua arquitectura. Sea como fuere, mañana saldremos de dudas y veremos si definitivamente el próximo Apple Watch Series 4 con chip S4 tiene un diseño de 64 bits.

¿Qué supone tener 64 bits?

Google y Microsoft descubren nueva vulnerabilidad en procesadores bautizada como Speculative Store Bypass (Variante 4)

¿Por qué la tecnología se empeñó en pasar a una arquitectura de 64 bits? Con dicha arquitectura, inevitablemente se consigue un procesador mucho más veloz y, si finalmente llegara al Series 4, sería capaz de ofrecer mayor rendimiento en el reloj de Apple.

Según las imágenes filtradas, el Apple Watch Series 4 incorporará una pantalla más grande en un mismo tamaño, y esto significa consumir más recursos, debido a la mayor cantidad de píxeles. Ofrecer un mejor procesador capaz de ofrecer una navegación fluida sería una opción lógica. Además, también consumiría más batería, y Apple lo único que puede hacer es conseguir que el ahorro sea mayor. Un procesador de 64 bits se puede optimizar para que la autonomía sea, como mínimo, la misma que las generaciones de Apple Watch anteriores.

Por tanto, un salto considerable en velocidad y un mayor ahorro de energía respecto a las generaciones anteriores. Veremos si finalmente llega y nos aporta estas ventajas.

Saldremos de dudas mañana mismo. ¿Tenéis ganas de ver qué novedades traerá finalmente? ¡Yo estoy de los nervios!