Hace nada os hablábamos de los lanzamientos más destacados de la Computex 2019. Después de lo presentado para smartphones, toca rendir cuentas a los ordenadores y aunque no tenga nada que ver directamente con la Computex de esta semana, en la cual presentaron los discos duros SSD M2 con conexión PCIe 4.0, los chicos de PCI-SIG han anunciado ya el estándar PCI Express 5.0. Como ya sabemos, la tecnología avanza a pasos agigantados y necesitamos el hardware más potente y rápido para soportar la transmisión de datos que nos depara el futuro.

¿Cuáles son las novedades del estándar de comunicación para ordenadores?

PCI Express 5.0 ha sido anunciado y será el doble de rápido que su anterior generación

Como bien nos resumen en su comunicado de prensa, la principal novedad de este PCIe 5.0 frente a su generación anterior, es que es el doble de rápido. Esto lo han conseguido dieciocho meses después del lanzamiento del 4.0, algo bastante logrado por parte de la compañía. El objetivo del PCI Express 5.0 es dar el mayor soporte y eficacia en velocidad posible a los ordenadores de alto rendimiento, gaming, pasando por la inteligencia artificial, machine learning, la computación visual, el almacenamiento y networking.

El nuevo estándar 5.0 será capaz de alcanzar el doble de ancho de banda que el PCIe 4.0, llegando a alcanzar los 32GT/s en bruto. Una pasada de hasta 128GB/s en full duplex, todo mediante una configuración x16 que ya usan las tarjetas gráficas más modernas y de alta gama.

PCI Express 5.0 aún no tiene fecha de lanzamiento oficial

Por otra parte, ofrecerá menor latencia, capacidades superiores RAS y mejorará la virtualización de entrada y salida (E/S). Además la norma implementa cambios eléctricos para optimizar la integridad de la señal de los conectores en cuanto a su rendimiento mecánico se refiere. Este PCI 5.0 Express incluye un conector CEM y mantiene la compatibilidad con sus hermanos menores, es decir, PCIe 4.0, 3.x, 2.x y 1.x.

Hay que tener en cuanta que este hardware tardará muchos meses en desarrollarse y realizarse. Los primeros en disfrutarlo serán los equipos más profesionales o ciéntificos ligados a la inteligencia artificial, almacenamiento en la nube, etc. Como siempre, mucho más adelante llegará a los ordenadores comerciales y usuarios domésticos, pero tardará como ya pasó con la anterior versión PCIe 4.0.

Parece que en Intel gracias a una filtración en su hoja de ruta para el segmento de profesionales y servidores, estrenaría el soporte allá por el 2021 con la arquitectura Sapphire Rapids. A nosotros no llegará de forma comercializable hasta el 2022 al menos. De momento toca tirar con PCIe 4.0 y adaptarse a las transimisiones de datos que vayan llegando para las conexiones a corto plazo.

¿Qué os parece el nuevo estándar de transmisión de datos?. Salu2!!!