Tener o no tener conexión WiFi, esa es la cuestión. Estoy seguro que de vivir Shakespeare en los tiempos que corren esta sería su frase favorita. Y es que este tipo de conexión es la que solemos buscar cuándo llegamos a algún sitio, ya sea la casa de un familiar o amigo, o bien un establecimiento público.

Rara es la vez que esta regla no se cumple, a menos que seáis uno de los afortunados poseedores de un buen plan de datos.

Bien, puestos en materia quiero comentaros cómo he solucionado yo recientemente los problemas de cobertura WiFi en mi casa, con unos adaptadores PLC de la marca Devolo, y creedme, estoy muy satisfecho con el resultado.

Adiós a la mala conexión WiFi y a los problemas de cobertura en todas las plantas

Como os iba contando en la introducción, recientemente he podido mejorar los problemas de la mala cobertura WiFi que tenía en mi vivienda actual. Os pongo en antecedentes: mi casa consta de dos plantas, la de abajo que es la vivienda principal, y la de arriba donde tengo el despacho y la zona de recreo.

Tengo contratada mi conexión a Orange, velocidad 600/600 simétricos, y por dificultades con el cableado de a fibra (que es muy frágil) decidí poner el router en la planta de abajo en el salón, que es por otro lado el epicentro de toda la vivienda. En esta planta, de unos 100 m2 no tengo ningún problema con la red WiFi que ofrece el router en cualquiera de las dos bandas.

Además, tengo contratado el paquete de futbol de Orange TV, y el deco conectado físicamente al router con un cable de red, por lo que puedo ver estos canales perfectamente.

¿Entonces, cuál era el problema?

La problemática de la mala cobertura se daba en la planta de arriba, justo donde tengo ubicado el despacho que utilizo para mis tareas como redactor y mis tiempos de ocio.

La señal WiFi de ambas redes llegaba muy débil y como os podéis imaginar, era todo un suplicio.

Además, Orange tuvo la gentileza de enviarme un segundo deco WiFi para poder ver el futbol en la planta de arriba y necesitaba dos cosas muy importantes: una señal potente, y que fuera «cableada», ya que el aparato que facilitan no tiene conectividad WiFi.

Debo decir que probé varias soluciones para mejorar la conexión, entre ellas unos repetidores de señal de la marca TP-Link que no me acabaron de funcionar, hasta que di con la solución definitiva.

Devolo dLAN 550+ ¡WiFi en todas partes!

Mirando en varios foros di con la solución a mis problemas de conexión, me decanté por un conjunto de PLC’s de la marca Devolo (debo decir desconocida para mi hasta entonces), concretamente por el modelo Starter Kit dLAN 550+ que contiene dos unidades: uno para la planta de abajo conectado al router, y el otro en la de arriba que da cobertura Wi-Fi y red a través del puerto ethernet.

Los conecté en cuanto los recibí, y hasta el día de hoy. De forma rápida y sencilla pude disponer de una una red WiFi potente en mi zona de trabajo y ocio, y al mismo tiempo, por medio del puerto ethernet que tiene el propio adaptador «cablear» la conexión hasta el segundo receptor de televisión digital de Orange, que ofrece el tipo de conexión que se necesita para ver la señal sin ningún corte en la emisión, incluso en 4K.

No os voy a marear con cifras y pruebas de velocidad, tan sólo os diré cubre todas las necesidades en el sentido de que puedo conectar a la red varios dispositivos a la vez como iPhone, iPad, MacBook y Apple TV, a parte del receptor de televisión, pudiendo reproducir videos, navegar y hacer videoconferencias sin ningún problema.

Sin duda el Devolo dLAN 550+ ya se ha convertido en indispensable en mi casa.

¡Un saludo amig@s!