in

Apple Watch, todo sobre el smartwatch de Apple

Desde hace un par de años vengo escuchando «en esta Keynote sí, ahora sí va a sacar Apple el iWacth». Pasaba una, otra, otra… y el reloj nunca salía a la luz. Tim Cook se encargaba de mantener siempre algo de esperanza en nosotros y finalmente tanta espera ha tenido su resultado. El 9 de septiembre de 2014 pasará a la historia como el día en el que Apple por fin presentó su reloj, el Apple Watch. Tim Cook, al cual se le veía bastante emocionado, recuperó el mítico One More Thing para presentar el producto más personal que jamás han creado. Porque al contrario que en el iPhone 6, el cual ya sabíamos como iba a ser, el Apple Watch ha sido una sorpresa tras otra, empezando por su nombre, que no era como le habíamos llamado siempre (iWatch) sino Apple Watch. A continuación vamos a ver con un poco más de detalle este reloj, que inaugura una nueva categoría dentro de Apple y seguro que un nuevo apartado en el mercado ya existente de relojes inteligentes.

Diseño: Tres modelos, dos tamaños

Un reloj es algo muy personal, por lo que Apple ha optado por hacer dos tamaños distintos (38 y 42 milímetros de alto). Dentro de estos dos tamaños tenemos tres modelos disponibles: El Apple Watch (con correa de acero inoxidable con cierre magnético en dos colores, Stainless Steel – Space Black, y cristal de zafiro), el Apple Watch Sport (destinado a la durabilidad incorporando un cristal externo más resistente y fácilmente intercambiable) y el Apple Watch Edition (bañado en oro de 18 kilates). A su vez dentro de estos tres modelos tendremos varios tipos donde elegir en los que cambia la correa y el color del botón lateral.

Interfaz: Una nueva forma de manejar un reloj

El Apple Watch se aparta totalmente de iOS y estrena un sistema operativo diseñado en exclusiva para él y que sabe aprovechar cada milímetro de este nuevo dispositivo. El Apple Watch tiene una pantalla retina táctil sensible a la presión (no solo detecta que tocas la pantalla sino también la presión con que lo haces) pero, destaca sobre todo lo que han llamado «digital crown«. Esto es la típica rueda que traen los relojes para ponerlo en hora, pero lógicamente esta nos permite hacer mucho más que ajustar la hora. Con esta rueda realizaremos casi todas las acciones del sistema operativo, como desplazarnos, hacer zoom en fotos etc. Si pulsamos esta rueda para dentro volveremos al inicio, es como una especie de botón home.

Prestaciones: Nunca se hizo tanto en tan poco espacio

Si por algo se caracteriza el Apple Watch es que tiene un sistema operativo completo con el que se podrán hacer multitud de cosas, eso si, todo apunta a que será básica una conexión con nuestro iPhone ya que gracias a esa conexión podremos contestar a un email o un mensaje de iMessage. El Apple Watch, al igual que iOS 8, analiza el mensaje y nos sugiere respuestas para que contestemos de una forma más rápida. También podemos enviar emojis, pero emojis diferentes ya que Apple ha creado unos animados y personalizables, se acabó poner la misma cara siempre. Además podemos comunicarnos mediante dibujos, esta claro que el Apple Watch quiere que hablemos. Relacionado con el habla está Siri, que no podía faltar en este dispositivo. Podremos preguntar cualquier cosa en cualquier momento, programar alarmas, llamar a nuestra pareja…

El apartado de salud es muy importante. El reloj incorpora un sensor de nuestro pulso. Se encuentra en la parte posterior del reloj. Cuatro lentes LED protegidas por cristal de zafiro a través de luz infrarroja serán las encargadas de de medir nuestro pulso. También trae acelerómetro y un giroscopio para medir absolutamente todo. Hay dos tipos de apps enfocadas a dos tipos de personas distintas, porque no es lo mismo una persona que hace deporte de una forma «más implicada» que una persona más «sedentaria». Os invito a conocer más sobre estas aplicaciones en la web de Apple.
El Apple watch está abierto a la App Store, por lo que además de poder consultar los mapas, responder a mensajes, ver el calendario, responder a llamadas, controlar la música etc, los desarrolladores sacarán el máximo partido a este reloj que será nuestro compañero ideal.

Procesador y sistema de carga

No se puede tratar a un reloj igual que un ordenador, un móvil o una tablet. Por ello en Apple han creado un procesador nuevo para este dispositivo. El Apple Watch trae un procesador llamado S1 que integra varios subsistemas en un solo módulo supercompacto encapsulado en resina para proteger los componentes electrónicos del clima, los golpes y el desgaste.
El sistema de carga también es nuevo, aunque si tenemos un MacBook nos sonará algo familiar. Hablo del sistema MagSafe que ha sido vitaminado con carga inductiva para que poner a cargar el Apple Watch sea muy sencillo, no necesita ni si quiera una alineación perfecta. Simplemente con acercar el conector a la cara interior del reloj se carga, los imanes se encargan de colocarlo correctamente.

Conectividad, precio y disponibilidad

El Apple Watch incorpora NFC para poder pagar mediante el sistema Apple Pay. Necesita una conexión Wifi con el iPhone y su GPS para que funcione al 100%, es decir, el AppleWatch se enlaza con nuestro iPhone que debe ser un iPhone 5 o superior. El precio de estos relojes, que como hemos vistos hay varios modelos, empiezan en 349€ y se comenzarán a vender a principios de 2015.

Written by Guille Lomener

Analista tecnológico, productor de proyectos audiovisuales y espectáculos.

Cofundador de iSenaCode.com

"La simplicidad no es algo sencillo"