Inicio Sin categoría Apple tendrá que pagar $500 millones por culpa de FaceTime

Apple tendrá que pagar $500 millones por culpa de FaceTime

Compartir
Apple tendrá que pagar $500 millones por culpa de FaceTime

Apple lleva peleando con VirnetX desde hace ya más de ocho años. ¿Por qué te preguntarás? Yo te lo explico, querido iSenaCoder. La razón por la cual la compañía de la manzana mordida lleva batallando con esa empresa en los tribunales desde hace tanto tiempo no es otra que FaceTime y iMessage infringen unas patentes de VirnetX. Y es que al parecer, los de Cupertino infringen 4 de las patentes de la empresa denunciante ya que iMessage y faceTime se parecerían mucho a ellas. Después de un litigio de ocho años, un tribunal federal de Texas ha ordenado a Apple pagar 502,6 millones de dólares por ello. Casi nada.

Apple tendrá que sacar la chequera y pagar una multa de 500 millones de dólares por culpa de FaceTime y iMessage

El caso de Apple con esta empresa es peculiar por varias razones. Por ejemplo, en 2016 un tribunal ya condenó a los de Cupertino a pagar 600 millones de dólares por infringir las 4 patentes pero los de California apelaron y consiguieron revertir la multa. De todos modos la empresa VirnetX no ha parado hasta ganarle el litigio a Apple. Pero lo peculiar no acaba aquí ya que su modelo de negocio (el de VirnetX) principal se basa en demandar empresas por la infracción de patentes. Lo que viene a ser un troll de patentes. Esperan a que una empresa simule alguna de sus patentes y denuncian.

Apple tendrá que sacar la chequera y pagar una multa de 500 millones de dólares por culpa de FaceTime y iMessageY esto es justo lo que ha hecho con Apple. Ha demandado a la compañía de Cupertino por tener una implementación similar en FaceTime y iMessage. No obstante, pese haber sido condenada a pagar una multa de 500 millones de dólares, la compañía de la manzana no se rendirá porque cree que no está infringiendo ninguna de las patentes. Os iremos informando de cómo evoluciona esto y si finalmente Apple da su brazo a torcer.

¿Quién ganará este litigio al final? Es el quid de la cuestión.