Después de diez años usando el mismo diseño, la compañía de la manzana mordida decidió renovar el aspecto de los iPhone eliminando los marcos y el tan característico botón de inicio. En su lugar decidieron apostar por el reconocimiento facial el cual se consigue gracias a unos sensores ubicados en un notch. Al principio fue muy criticado pero al final hemos visto como muchas empresas han optado por el mismo método que Apple. Pues parece que el notch tiene los días contados porque según analistas, en 2020 se lanzarán los iPhone con un notch más pequeño y en 2021 se prescindirá de él.

Estas predicciones provienen de Ming-Chi Kuo, en su ultimo informe, afirma que la compañía de la manzana mordida usará una cámara frontal más pequeña en los iPhone del año que viene para poder reducir el tamaño de ‘la ceja’ y no sólo eso, el sistema fotográfico de la parte trasera contaría con 7 lentes.

Primero un iPhone con notch más pequeño, después sin él

Está claro que actualmente la tecnología está lo suficientemente avanzada para no tener que usar notch. De hecho, hay dispositivos que son competencia directa de los iPhone que tienen la cámara frontal integrada en la pantalla. Pero ya sabéis que a Apple le gusta tomarse su tiempo y hacer las cosas con más calma para que salgan perfectas. Es por eso que primero optarían por lanzar un iPhone con un notch más pequeño y luego sin él, es decir, todo pantalla.

Relacionado con esto, desde el canal Credit Suisse dicen que es muy probable de que en 2021 veamos un iPhone todo pantalla. Y lo más curioso es que tanto el reconocimiento facial como el sensor de huellas irían bajo el panel. Algo que sería genial pero una obra de ingeniería casi.

Este tipo de predicciones están muy bien la verdad, pero a veces es mejor ir con cuidado para no llevarnos una desilusión.