La pasada semana os contamos con pelos y señales cómo le había ido el último trimestre fiscal a la compañía de la manzana mordida tras presentarnos sus resultados financieros. Como vimos, batió de nuevo su récord con unos beneficios de 62.000 millones de dólares. Casi nada. Sin embargo, la presentación de esos resultados financieros nos dejó una mala noticia: Apple dejará de informar de las unidades vendidas de iPhone, iPad y Mac de ahora en adelante.

Tim Cook anunció cuatro nuevas medidas que se darán cuando la compañía nos presente sus resultados financieros en e futuro. Entre ellas se encuentra la más importante y que ya os he adelantado hace unas lineas. A continuación vamos a explicarlo todo con detalle.

Cuatro nuevas medidas en el reporte de los resultados de Apple

A partir del año que viene, Apple empezará a compartir sus resultados financieros de una forma bien distinta a la que nos tenía acostumbrados. Estos son los cuatro grandes cambios que veremos:

  • Apple dejará de dar el número de unidades vendidas de iPhone, iPad y Mac.
  • El segmento Otros pasará a llamarse Wearables, Hogar y Accesorios. En esta categoría no cambiará nada, seguirán figurando los mismos productos pero cambiando el nombre de la sección se especifica mejor qué contiene.
  • Apple comenzará a divulgar los costes además de los ingresos tanto de productos como de servicios.
  • Los ingresos y costes de servicios como iCloud, Mapas o Siri que antes estaban incluidos en Productos, pasarán a Servicios.

Detrás de este movimiento no hay un porqué muy definido. Apple como empresa con accionistas está obligada a compartir con ellos los beneficios que da cada una de las categorías. En este caso: iPhone, iPad y Mac. Pero no está obligada a divulgar cuántas unidades se venden de cada uno de los productos. Eso no significa que cada cierto tiempo no lo haga pero de ahora en adelante, sólo compartirá los beneficios que da cada uno de los dispositivos.

Este tipo de modificaciones ya las hemos visto antes, por tanto, no es inusual ni tampoco sorprendente que cada cierto tiempo decida modificar la forma de reportar sus resultados financieros.