in

Actualizaciones obligatorias: El próximo paso de Apple

Las actualizaciones: Pocas cosas son tan controvertidas en nuestros dispositivos. A unos les encantan, a otros les aterra… Razones no les faltan a ninguno de estos dos grupos. Están los que defienden las mejoras de seguridad y novedades, mientras otros afirman que si algo funciona bien, es mejor no tocarlo. La última actualización de macOS Catalina descubre un nuevo ciclo de actualizaciones que Apple quiere empezar. ¡Y todo apunta a que puedan llegar a convertirse en obligatorias!

Ya no se puede impedir las notificaciones de actualizaciones

En macOS Catalina 10.15.5 nos hemos encontrado con que ya no es posible introducir un comando para que no aparezcan las típicas notificaciones de “Hay una actualización disponible”. A partir de ahora puedes omitir la notificación, pero continuamente tendrás el recordatorio para descargarla e instalarla. Por lo visto, esto también se ha aplicado a versiones anteriores como macOS Mojave y macOS High Sierra.

Todo apunta, incluso por un propio comentario de Apple, que las actualizaciones se van a volver más persistentes. Este es el mensaje que se puede llegar a leer en un equipo al que se le intentan eliminar las notificaciones de actualizaciones:

Ignorar las actualizaciones de software es obsoleto. La posibilidad de ignorar actualizaciones individuales será eliminada en una futura versión de macOS

macOS Catalina 10.15.5 ya disponible con mejoras en la gestión de la salud de la batería

¿Nos pueden llegar a obligar a instalar una actualización?

Obviamente la respuesta es no. Siempre podrás impedirlo de una forma u otra. Sin embargo, Apple puede ponértelo muy difícil para que finalmente actualices tu equipo. Ya se han encargado de que salga un mensaje para recordártelo frecuentemente. Quizás el próximo paso sea eliminar la opción de “desactivar las actualizaciones automáticas”.

Seguramente tengamos más información sobre este movimiento en la próxima WWDC 2020. Donde conoceremos iOS 14 y la próxima versión de macOS. Quién sabe, igual una vez saltes a estos sistemas, las actualizaciones menores y de seguridad se instalen de forma silenciosa. Como si fuera una aplicación más.

Otro punto muy interesante seria disponer de un sistema operativo basado en la nube. En el cual dejaría de haber actualizaciones como tal, y siempre dispondríamos de la última versión. Algo parecido a como cuando entramos, por ejemplo, en la web de Twitter y hay novedades. Sinceramente es muy pronto para esto, pero quizás con la implantación del 5G sí que será posible.

¿Y tú? ¿De qué bando eres? ¿Te gusta estar siempre actualizado a la última versión? ¿O prefieres sacrificar nuevas características por si acaso una nueva versión de software reduce el rendimiento de tu dispositivo? ¡Estamos deseando conocer tu opinión!

Written by Guille Lomener

Analista tecnológico, productor de proyectos audiovisuales y espectáculos.

Cofundador de iSenaCode.com

"La simplicidad no es algo sencillo"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…