Compartir

Hace un tiempo vimos cómo salían a la luz los primeros test de Apple con el iPad Pro de 2017 y su nuevo procesador A10X. Estos resultados habían mostrado una auténtica bestia en términos de rendimiento, pero como hemos podido saber en los últimos días han comenzado a surgir nuevos informaciones que indican que el proceso de fabricación del chip no está dando los resultados esperados.

Este problema estaría causado por la dificultad que está teniendo TSMC al fabricar el chip de 10nm. La verdad es que TSCM lleva varios años ocupándose de la producción de los procesadores de la serie A de Apple, pero si estos problemas continúan igual podría cambiar este alianza.

TSMC tiene problemas con la producción en 10nm

iPad Pro imagend estacada

Parece ser que TSMC está teniendo bastantes problemas e incluso va colaborar con Mediatek y Huawei para dar salida también a parte de sus chips durante el primer cuarto de 2017. De todas maneras y cómo apuntan en 9to5Mac, lo lógico es que la firma Taiwan Semiconductor Manufacturing Company consiga subsanar pronto el problema y priorice su alianza con Apple y los encargos de mayor presupuesto.

Pero ¿en que consisten estos problemas? Pues debido a la compleja fabricación de estos chips que dan lugar a procesadores realmente compactos las unidades facturadas hasta el momento consiguen índices de rendimiento bastante pobres en relación a lo esperado. Y tenemos que tener en cuenta que la potencia iba a ser una de las claves del iPad Pro en 2017, así pues, Apple no puede permitirse una flaqueza es este terreno.

Lógicamente al TSCM no cumplir con estos encargos Apple estaría buscando nuevas alternativas como podrían ser Samsung quienes también estarían encontrando dificultades en el camino, o Intel. De todas maneras tenemos que tener encuentra que el que proceso de fabricación implica y unos niveles de compresión y densidad muy avanzados, suponiendo un desafío importante incluso para los fabricantes más experimentados.