Inicio Tecnología Apple no consigue sacar provecho a las explosiones del Note 7

Apple no consigue sacar provecho a las explosiones del Note 7

Compartir

Samsung siempre ha sido el principal rival de la compañía de la manzana en lo que a dispositivos inteligentes se refiere. El fabricante Coreano adelantó la salida de su buque insignia: el Samsung Galaxy Note 7. Todo el mundo sabe el final de la historia. A Samsung le salió el tiro por la culata y las explosiones ocasionadas por este dispositivo obligaron a la compañía a retirar el modelo e intentar recuperar todos los Note 7 que habían sido vendidos hasta el momento. En un primer momento algunos sondeos de opinión presagiaban un escenario bastante negro para Samsung ya que según según un estudio de la consultora IDC tan solo un 17% de los usuarios del Note 7 estarían dispuestos a mantener la relación con el fabricante Coreano mientras que la mitad optarían por el iPhone 7 como sustituto de este. No obstante, unos meses después podemos comprobar que estos datos no son del todo acertados.

Las ventas en cifras

samsung-note-7-vs-iphone-6s-plus-update-970-80-2Las activaciones del iPhone 7 han bajado con respecto a las que tuvieron los modelos anteriores. Este no es ninguna sorpresa. La poca innovación tanto en diseño como en prestaciones que presentó el smartphone de la manzana -sobre todo el modelo normal- han hecho que muchos usuarios hayan decidido no renovar sus dispositivos por este nuevo modelo tal y como predijo Ming-Chi Kuo semanas antes de la Keynote.

El escándalo de los Note 7 fue un rayo de esperanza para Apple, pero los datos indican que las activaciones no solo no han subido sino que tampoco han conseguido mantener las cifras que obtuvieron en el mismo periodo del año pasado. Samsung ha sabido reponerse y tan solo ha bajado un 1% por el 5% que ha bajado Apple. Además, la falta de stock del iPhone 7 -especialmente del modelo plus- durante las primeras semanas tampoco han ayudado a revertir esta situación.

¿Dónde pensáis que ha estado el error? Esperamos vuestros comentarios.